La Comunidad de Madrid miente a la población y la pone en contra de los maltratados trabajadores y trabajadoras de Atención Primaria

Según la Real Academia de la Lengua REFORZAR es:

  • -Engrosar o añadir nuevas fuerzas o fomento a algo.
  • -Fortalecer o reparar lo que padece ruina o detrimento.
  • -Animar, alentar, dar espíritu.

Pues bien, en la Comunidad de Madrid no saben o no quieren conjugar ninguna de las acepciones de esta palabra en relación a la Atención Primaria, pero se jactan de hacerlo, en un cruel acto de hipocresía frente a la población.

Llevamos desde el principio de la pandemia escuchando promesas reiteradamente incumplidas, viendo cómo se destinan a Atención Primaria presupuestos irrisorios que no llegan a cubrir siquiera las necesidades previas a la pandemia. Pero leer en la nota de prensa emitida hoy por la Comunidad de Madrid el verbo reforzar conjugado en presente, como si realmente hubiesen hecho algo para dar fuerza o siquiera alentar o dar espíritu a la Atención Primaria es sencillamente indignante e intolerable.

La realidad son centros de salud en los que no hay médicos en parte del horario,  compañeros doblando turnos para poder cubrir las ausencias, citas que se demoran hasta 15 días, dificultades de acceso telefónico, unidades administrativas sobrecargadas, calor insoportable por las averías de la climatización, campaña de vacunación gestionada sin planificación que obliga constantemente a reorganizar los centros, unidades de gestión Covid infradotadas que no pueden dar respuesta a las promesas de rastreo y seguimiento de la Consejería y terminan derivando esas tareas a los centros de salud.

Los pacientes no entienden que la Administración de un mensaje y la realidad de los centros les muestre otro, y cargan su enojo y frustración contra los trabajadores a los que acusan de no dar el servicio que se les promete.

No mientan más, los madrileños y madrileñas deben ser conocedores de su nulo interés por la Atención Primaria y por los trabajadores y trabajadoras de este nivel asistencial.

Desde UGT exigimos a la gerencia de Atención Primaria y a la Consejería que se retracten de esas declaraciones, y que de una vez por todas refuercen la Atención Primaria con presupuesto y planificación, ¿o es que para Atención Primaria no hay contratos de emergencia como los hay para el Zendal y para contratar empresas privadas para rastreo o vacunación?