JUSTA FREIRE, LA MAESTRA UGETISTA QUE DESAPARECE DEL CALLEJERO MADRILEÑO

El alcalde del Ayuntamiento de Madrid, una vez más cumpliendo las órdenes de VOX, ha eliminado de un plumazo del callejero,la calle dedicada a la maestra Justa Freire, para reinstaurar el nombre de Millán Astray recordado, además de por su adhesión a la sublevación militar franquista, por gritar en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca “muera la intelectualidad”.

Para todos los y las ugetistas había sido un inmenso orgullo, cuando el Ayuntamiento de Madrid, cuando corría el año 2018 y el ayuntamiento estaba gobernado por entonces por Manuela Carmena, quien aplicando la Ley de Memoria Histórica, daba el nombre a una calle del distrito de La Latina, a esta maestra perteneciente a la Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza de la UGT desde 1918. Justa Freire fue una de esas maestras que proclamada la República buscó implantar ese anhelo que hasta entonces no se había conseguido, basado en progreso social y democracia a través de la escuela. En plena Guerra Civil, junto al maestro Ángel Llorca fundó las colonias escolares en Levante, donde había menos peligro para la población infantil, ante los bombardeos que se producían en Madrid. Como muchas otras maestras y maestros, fue encarcelada poco tiempo después de finalizar la Guerra Civil en la cárcel de mujeres de Ventas, condenada a 6 años y un día, pasó su tiempo en la prisión enseñando al resto de reclusas, siendo finalmente puesta en libertad en 1941, aunque no pudo volver a reingresar como maestra hasta 1953, perdiendo su antigüedad y prohibiéndole ejercer en Madrid.

Justa Freire es el ejemplo para toda una generación de escolares que pudieron disfrutar de la nueva pedagogía que se implantó durante los años en los que estuvo vigente la II República: el método Montessori, la escuela Freinet, el trabajo por proyectos, etc., muchas técnicas que hoy en día se siguen utilizando en las aulas de los centros educativos, por mucho que le pese a algunos. En el año 2018, UGT organizó una exposición en el Centro Cultural Galileo Galilei titulada “Diarios de Libertad: maestras y pedagogas de la II República”, acompañada de una serie de ponencias en la que intervino María del Mar del Pozo Andrés, autora del libro “Justa Freire o la pasión de educar. Biografía de una maestra atrapada en la Historia de España (1896-1965)”, basado en su estudio sobre la vida de esta maestra y donde nos transmitió su carácter humano y comprometido con la enseñanza que tenía Justa.

Para la UGT esta desaparición del nombre de la maestra Justa Freire del callejero de Madrid es un atentado más de este Ayuntamiento (ya tenemos la otra experiencia de acto vandálico de esta institución, cuando decidió arrancar a martillazos la placa conmemorativa a Francisco Largo Caballero situada en el distrito de Chamberí), que lo único que intenta con ello es acabar con la memoria de todos y todas los que lucharon por la libertad, por la democracia y por la justicia social en este país, mientras por otro lado, se imponía el militarismo, la persecución, la represión, el fanatismo religioso y los asesinatos en un Estado dictatorial.