LOS CAPRICHOS DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD PONEN AL LÍMITE LA ATENCIÓN SANITARIA DE LOS MADRILEÑOS

Inmersos en una quinta ola, viendo desde hace semanas cómo en Atención Primaria aumentaba una vez más la carga de trabajo por el aumento de casos COVID y cómo está nuevamente desbordando las urgencias de los hospitales, hemos seguido asistiendo a anuncios grandilocuentes de la Comunidad de Madrid que daban a entender que era puntera en el manejo de la situación y en concreto de la vacunación.

Decían que se iba a vacunar a todos los mayores de 16 años, que podían usar la autocita y vacunarse en diferentes puntos incluidas empresas privadas, que podían vacunarse también en los centros de salud… mientras demandaban mayor número de vacunas porque las que tenían le resultaban insuficientes.

Sin embargo, la realidad una vez más desvela una situación muy distinta:

  • Se sigue enviando a vacunar a la población al Zendal, entendemos que para no pasar por el bochorno de tener que anular citas allí, con imágenes de largas colas de ciudadanos expuestos a altas temperaturas. Esta situación está obligando al Zendal a rechazar pacientes derivados de otros hospitales por falta de profesionales, ya que parte de ellos están destinados en vacunación.
  • El resto de hospitales de Madrid, también con muchas limitaciones de personal, está teniendo problemas para asumir la asistencia, con unas urgencias que empiezan a estar desbordadas.
  • En el Hospital La Paz y en el Ramón y Cajal han recibido ofertas los profesionales para prolongar la jornada, pero sólo para ir a vacunar al Zendal. Cualquier cosa con tal de que la imagen del Zendal no se vea hundida.
  • Mientras, en el nivel asistencial que desde el primer momento debió ser reforzado para asumir su competencia en campañas vacunales, en Atención Primaria, dejaron de citar en los Centros de Salud porque decían no tener vacunas y tenían que asegurar segundas dosis. Sin embargo, estas segundas dosis se han retrasado y los ciudadanos permanecen a la espera de que les llegue mensaje de citación sin explicación ninguna.
  • Resulta complicado conseguir la primera cita a través de la autocita y algunas se están dando para septiembre. Mientras la semana pasada hubo puntos centralizados de vacunación de Atención Primaria dotados de vacunas, de profesionales, pero sin población citada para vacunarse.