UGT prevé un nuevo retraso en el pago de prestaciones del SEPE en Madrid por la no renovación de 161 interinos

Desde UGT Servicios Públicos Madrid, queremos denunciar la pérdida de empleados públicos interinos en un total de 1.135, de los cuales 161 corresponden a la Comunidad de Madrid.

Las Oficinas de Prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que dan servicio a la ciudadanía en estos momentos tan difíciles, y después de un año de pandemia y de incremento de trabajo descomunal, van a sufrir una merma de efectivos de 161 interinos el día 30 de junio.

El Ministerio de Hacienda y el de Política Territorial y Función Pública han tomado esta, a nuestro juicio equivocada, decisión que viene a poner en riesgo la prestación adecuada del servicio público en una comunidad que tiene una gran incidencia de ERTES con problemas, EREs en aumento que no se han podido resolver a pesar del esfuerzo ímprobo y descomunal que los trabajadores y trabajadoras del SEPE han realizado, más allá de la jornada habitual, en sus propios domicilios, con sus propios medios informáticos, luchando además contra unos programas de gestión obsoletos hace años, que se han sobrecargado con motivo de la incidencia de la pandemia.

El SEPE tiene además más funciones que se han visto ralentizadas, cuando no suspendidas como el de cobros indebidos, y sufre un aumento de trabajo estacional con motivo del fin de la contratación en los centros educativos de los fijos discontinuos, entre otros.

El personal del SEPE de Madrid no puede aguantar más la carga y además ahora se ve afectado en lo que se refiere a la distribución de las posibilidades de disfrutar de sus vacaciones, merecidamente ganadas.

No es posible seguir prestando el servicio, ni siquiera lo era con la mermada plantilla actual, tras años de no cobertura de plazas, la jubilación de muchos compañeros y compañeras que no se han cubierto, y el cansancio físico y psíquico que hace que, a las primeras de cambio, el personal decida pedir traslado a otros departamentos menos conflictivos.

Desde UGT no podemos más que denunciar y exigir que se retrotraiga esa decisión a los despachos y se permita al personal del SEPE interino, seguir trabajando para la ciudadanía, al menos hasta el 30 de diciembre de 2021. Porque de lo contrario, se corre el riesgo de tener que cerrar oficinas, aumentar el retraso en la atención de los expedientes nuevos y pendientes y, generar un caos que afectará a todos, empleados y usuarios.