Salud laboral CESL

TENIENDO EN CUENTA LOS DATOS ACTUALES DEL IMPACTO DE LA PANDEMIA EN CORREOS Y
MIENTRAS LA SITUACIÓN DE RIESGO OBJETIVO NO CAMBIE
PARA EVITAR PELIGROS INNECESARIOS DE CONTAGIO
CCOO Y UGT EXIGEN
QUE SE VUELVA A LA ENTREGA “SIN FIRMA” EN NOTIFICACIONES, BUROFAX Y TELEGRAMAS

Tras la denuncia de CCOO y UGT exigiendo su convocatoria, el 19 de mayo se ha reunido la Comisión Estatal de Salud Laboral (CESL) para “tratar” la modificación del proceso de entrega de notificaciones, burofax y telegramas, que vuelven a entregarse previa firma del destinatario/a en la PDA y los avisos de recibo.

En la reunión hemos subrayado que el cinismo de la empresa y su presidente no conoce límites al presentar en la misma una “propuesta” de modificación que de hecho YA ESTÁ IMPLANTADA desde el lunes 10, sin haberse informado ni discutido PREVIAMENTE. Serrano y su Dirección de Operaciones se han visto de nuevo sorprendidos ante el descubierto por parte de CCOO y UGT de la ilegalidad y mala fe en la gestión, porque la modificación se ha impuesto de manera ilegal según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Además, introduce riesgos que antes no existían y se hace de manera innecesaria e INJUSTIFICADA:

  • Desde el principio de la pandemia se ha suprimido la necesidad de entrega con firma para todo tipo de productos registrados, también para notificaciones, burofax y telegramas, e incluso para envíos tan sensibles como son los Votos por Correo. No ha habido ningún problema con la VALIDEZ Y EFICACIA LEGAL de las entregas “sin firma”, previa identificación fehaciente por el repartidor/a de la identidad del destinatario/a. Entre otras cuestiones porque, aunque el Sr. Serrano nos quiera asemejar a cualquier otro operador tiene que reconocer y defender la diferencia: la firma del personal de Correos, como operador público, esto es el personal de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A., S.M.E, tiene el mismo efecto jurídico que la firma por parte del destinatario/a, dispone de efecto jurídico especial.
  • Es FALSO que el final del estado de alarma exija que el cambio sea imprescindible. Las Autoridades Sanitarias nacionales e internacionales (OMS, Unión Europea, Ministerio de Sanidad) advierten que la crisis sanitaria y la pandemia no han terminado, y el mismísimo Gobierno de España recuerda que por ello “se hace urgente y necesario adoptar y mantener medidas preventivas, mientras no sea declarada oficialmente la finalización de la situación de crisis sanitaria”.

Serrano sabrá porqué ordena, sin necesidad alguna, priorizar de nuevo el NEGOCIO a la SALUD, eliminando medidas preventivas que son eficaces y con las que todas las organizaciones sindicales estamos de acuerdo en mantener. La pandemia sigue aquí, y el presidente vuelve a demostrar su desprecio a la salud y a la vida de los trabajadores/as, a las obligaciones legales y al sentido común. Por eso CCOO y UGT hemos procedido a presentar DENUNCIA ante las Inspecciones de Trabajo en todas las provincias, y vamos a emprender acciones JUDICIALES por no retirarse la modificación.

En la mesa de hoy hemos exigido:

  • Que se desestime íntegramente la propuesta de modificación presentada en la CESL, y se proceda a la retirada inmediata de las nuevas instrucciones implantadas en el procedimiento de entrega desde el 10 de mayo.
  • Que en tanto no desaparezca oficialmente la existencia de riesgo por pandemia, se mantenga el anterior procedimiento de entrega sin firma para todos los productos registrados, sin excepción, evitando el contacto físico directo o indirecto entre el repartidor/a y el destinatario/a.
  • Que en caso de que esta medida supusiese algún tipo de problema para la empresa con los clientes, se realicen las modificaciones legales y contractuales que sean necesarias para que se mantenga la operativa sin firma como hasta ahora.

SR. SERRANO, SU IRRESPONSABLE “BOTELLÓN” DE LA SALUD LABORAL
PONE EN PELIGRO A LA PLANTILLA Y A LA CIUDADANÍA