LOS PROFESIONALES DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL NO SON FICHAS DEL JUEGO ELECTORAL

Desde UGT queremos dar la enhorabuena a los trabajadores del Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, ya que han demostrado pese a las dificultades y al ruido mediático un elevado compromiso con la ciudadanía y una gran capacidad de adaptación. Instamos a la Consejería a que corresponda de forma adecuada a ese compromiso y se les deje de usar con fines electoralistas.

Desde UGT hemos puesto en duda en varias ocasiones la gestión de los recursos profesionales allí derivados basándonos en el escaso número de pacientes ingresados y el empeño de la Consejería de mantener el mismo número de efectivos en momentos de alta o baja actividad. Tras nuestras reticencias a su apertura debidas a garantizar una gestión más adecuada de los recursos económicos y profesionales en el control de la pandemia, en esa misma línea de eficiencia de recursos, después de tres meses desde la puesta en funcionamiento del hospital, seguimos solicitando a la Consejería una planificación y un plan de viabilidad para el HEEIZ alejado de ocurrencias políticas y campañas electoralistas.

Solicitamos que una vez llevada a cabo la importante inversión que se ha realizado en sus instalaciones, ese gasto debe ser ahora aprovechado para sacar el máximo rendimiento independientemente de la evolución de la pandemia. Evitando así ocurrencias puntuales que sobresaturan e impiden un mínimo de estabilidad en los trabajadores y que llevan a decisiones rocambolescas para justificar la inversión realizada que dudosamente benefician a los madrileños ya que descartan alternativas más sensatas y menos pintorescas.

El HEEIZ necesita una plantilla propia y estable, con profesionales motivados que voluntariamente deseen pertenecer a esa plantilla. Y necesita una planificación que contemple una gestión adecuada de los recursos allí destinados, que tenga en cuenta los diferentes momentos epidemiológicos, asignándoles tareas que descarguen otros niveles asistenciales en función del momento pero que contribuyan a mejorar la calidad asistencial de los madrileños, que actualmente se encuentra tan deteriorada y no buscando fines propagandistas.

La previsión futura del hospital y su continuidad son objetivamente cuestionables y ponen en riesgo la estabilidad laboral de los trabajadores. Los profesionales contratados con motivo de la pandemia suponen un valor importante para el sistema sanitario de los que no podemos prescindir.

Por este motivo exigimos a la Consejería una planificación y plan de viabilidad para el HEEIZ, así como para los profesionales contratados durante la pandemia permitiendo una descarga real del sistema sanitario madrileño público lejos de ocurrencias electoralistas puntuales.