Concentración en contra del cierre de la escuela infantil La Candelaria

UGT se posiciona en contra del cierre de la escuela infantil La Candelaria y niega que existan causas económicas que motiven su cierre 

Este viernes  5 de marzo UGT ha convocado una concentración en apoyo a los trabajadores, trabajadoras de la escuela pública infantil La Candelaria. El sindicato considera una aberración el anuncio por parte del Ayuntamiento de Ajalvir, de su cierre al final del presente curso  y expresa su indignación ante lo que considera un grave ataque a la escuela pública y a la vulneración de la libre elección de centro.

Estamos en contra del cierre de un centro que ha demostrado su calidad educativa durante más de 20 años de existencia, de la expulsión de diez trabajadores y trabajadoras así como de culpabilizar a los educadores y educadoras de este centro de la deuda del ayuntamiento, sobre todo cuando se han aumentado sueldos a ciertos colectivos y asumiendo el pago del salario a concejales de la coalición de gobierno municipal.

Durante estos dos años de gestión de la escuela por parte del Ayuntamiento ha ido aumentando su gasto con una única finalidad: cerrar la escuela por motivos económicos, prescindir de ese servicio y ahorrarse dinero en indemnizaciones.

Para UGT, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid están perpetrando un nuevo ataque a la educación pública, ya que están aprovechando constantemente el cierre de centros de gestión directa mientras tratan de beneficiar a centros de gestión indirecta.  Se está perdiendo una gran oportunidad de bajar definitivamente ratios por aula. En estos momentos en que la situación de pandemia no ha terminado, supone una temeridad eliminar espacios educativos y aglutinar a los niños y niñas de dos colegios en uno.

Sabemos que hay otras soluciones que tomar antes que el cierre de un centro educativo y es por ello que UGT convocará concentraciones de apoyo a los trabajadores, trabajadoras, padres, madres, niños y niñas que conforman la esencia de la educación en este municipio.