Escrito conjunto vacunación privada

En un momento en el que la prioridad debe ser la vacunación de la población, ya que es un arma adecuada para acercarse al control de la evolución de la pandemia, es más necesario que nunca que la Comunidad de Madrid sea clara en la información a los Profesionales y a los Ciudadanos.

Cada año con la llegada de la campaña de la gripe se reorganiza la asistencia para dar respuesta a la situación (planificar y administrar vacunas, seguir y tratar a pacientes infectados en sus domicilios y en el hospital etc.). Este esfuerzo supone que los profesionales doblan turnos a menudo y están siempre reorganizando los equipos para poder mantener el resto de actividades de los centros, priorizando en función de las necesidades y los efectivos. Esta situación se repite al menos anualmente y se gestiona con eficiencia año tras año. Este año sumamos la experiencia de una pandemia en la que la reorganización de los equipos ha sido una constante y esta habilidad de transformación ha permitido dar al paciente la mejor calidad asistencial posible con los recursos que hemos tenido disponibles.

Las vacunas de SARs-CoV-2 van a ir llegando de forma escalonada, pero no se puede perder ni un solo día (incluidos fines de semana y festivos) para vacunar. En el sistema sanitario (Atención Primaria, Hospitales y SUMMA) tenemos los recursos organizativos y la experiencia profesional dispuestos para responder a la campaña de vacunación masiva a la población (ya sea en los propios centros asistenciales, o en dispositivos que se habiliten al efecto).

Contando con los recursos de la sanidad pública y una adecuada planificación reforzando la plantilla, esta campaña debe salir adelante y para ello cuenta con la colaboración de todos los profesionales. Si aún así no es suficiente, podría contarse con la colaboración del sistema privado o planificar otros modelos, pero no parece de recibo que ya de antemano y sin haberlo intentado en el sistema público, se cuente con derivar el gasto hacia estas otras alternativas, antes de haber planteado cuál va a ser el papel del sistema sanitario público.

En este escenario, exigimos que la Consejería de Sanidad de Madrid que sea clara con la planificación de la estrategia de vacunación en Madrid. No puede ser que mientras en Atención Primaria nadie sabe cómo, ni cuándo, se va a vacunar a los mayores de 80 y personas vulnerables, se esté anunciando la necesidad de colaboración público-privada. Tampoco es leal con los ciudadanos que la Comunidad de Madrid publicite campañas de vacunación masiva a colectivos específicos sin que se informe a los profesionales implicados sobre: quienes van organizar el operativo logístico, quienes administran las vacunas, quienes van a seguir la evolución de los posibles efectos adversos, etc. De nuevo, los profesionales nos enteramos por los medios de comunicación de aquellas cuestiones que afectan a nuestro trabajo.

Cada vez que en la televisión la Presidenta comunica una noticia sobre la campaña de vacunación, se multiplican las llamadas de Ciudadanos a los centros de salud con preguntas sobre ese respecto, ocupando el tiempo que deberíamos dedicar a la asistencia sanitaria y sin posibilidad de dar respuesta ya que no tenemos información en los centros. Un menosprecio más a la Atención Primaria.

Es un momento de crisis social en el que ustedes no pueden permitir que las instituciones transmitan a la Sociedad cosas como que “los encierros“ son elementos necesarios para favorecer el diálogo. Las Organizaciones que firmamos este documento exigimos a la Comunidad de Madrid que publique la estrategia de vacunación con los recursos planificados para llevarla a cabo y la coordine con los representantes de los Profesionales.

Ver comunicado….