ACUERDO MARCO DE PLAZAS CONCERTADAS DE RESIDENCIAS EN LA COMUNIDAD DE MADRID.-

Hoy ha salido a la luz el tremendo trabajo realizado por el Sector de la Dependencia de FeSP-UGT (Madrid) en estrecha coordinación con UGT-Madrid, para cambiar la problemática existente en las Residencias de Mayores de la Región. Por fin, y a su vez con pena por la cantidad de usuarios  fallecidos durante la pandemia y que no ha hecho más que poner de  nuevo de manifiesto ante nuestros ojos y al de la sociedad ciega durante muchos años la patética gestión que se estaba realizando en las plazas concertadas por entidades privadas y a los que solamente les ha interesado el lucro de sus arcas, sin importarles los usuarios ni los trabajadores y trabajadoras.

La Consejería de Políticas Sociales en el día de hoy da luz verde a una nueva forma de ver las Residencias de Mayores, a quién va destinado el dinero público y para qué. Irá destinado a una mayor y mejor calidad de atención a nuestros mayores, contando con ellos en su vida diaria (en los menús con un comité donde estarán representados, en la elección de las actividades ocupacionales, aumentando las actividades de animación sociocultural, horario de visitas abierto desde la hora del desayuno hasta la hora de acostarse, etc.) para hacer mucho más atractiva esa etapa de su vida.

Se mejorará la asistencia sociosanitaria, las residencias estarán en coordinación con los servicios sanitarios tanto de atención primaria como especializada, así como con los centros de salud mental de la zona quien para evitar traslados innecesarios y excesivos de los usuarios usará mecanismos de comunicación intercentros y servicios de telemedicina.

En cuanto a los servicios quedan garantizados con la presencia física médica de lunes a viernes y los fines de semana localizable; en enfermería con presencia física de lunes a domingo, todos los días del año, garantizándose el carácter continuo y permanente. De igual forma la plantilla de gerocultores deberá estar integrada por suficientes profesionales para la prestación de los servicios establecidos en el pliego con la frecuencia y calidad exigida.

Esto nos lleva a las ratios. Por fin alguien ha compartido la idea que si no se subían las ratios era imposible dar un servicio de calidad y volumen suficiente, donde estuvieran satisfechas todas y cada una de las necesidades de nuestros mayores. Las ratios quedan:

  • 0,47 sumando a todos los profesionales de atención directa: director, médicos, enfermeros, gerocultores, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, trabajador social, y psicólogo y animador sociocultural si los hubiera.
  • 0,33 de gerocultores. Está ratio es sólo y exclusivamente para gerocultores.
  • 0,12 sumando a los profesionales encargados de la limpieza y manutención.
  • El cálculo se realizará computando cada efectivo en la equivalencia que corresponda según la proporción entre su jornada de trabajo y el 100% de la jornada anual según el convenio de aplicación.

Los criterios de adjudicación de dichas plazas serán evaluables por la oferta económica hasta un total de 49 puntos (anteriormente 70) y los criterios de calidad evaluables hasta un 51

puntos (anteriormente 30). Aquí cambia mucho el tema, no será una subasta pura y dura sino que contará con unos criterios evaluables para mejorar la calidad del servicio, que es lo que pretendía UGT. De igual forma no se evaluarán aquellas ofertas que no lleguen a los 25 puntos en los criterios evaluables.

Desde UGT en todo momento se ha pretendido mediante este acuerdo que se subieran los salarios a todos los trabajadores de este sector pero no ha sido posible. No teníamos ninguna arma legal con la que pudiéramos exigir tal fin, pero buscando fórmulas y se le planteo a la Comunidad de Madrid hacerlo como una mejora social puntuable por las empresas y así ha sido. “También será puntuable con 9 puntos la mejora en la cuantía del salario base de un 1,5% respecto a lo establecido en el convenio colectivo vigente al momento de la publicación del presente Acuerdo Marco”.

Desde esta Organización Sindical tenemos que decir que este es un primer paso, un amplio paso en la carrera para cambiar el modelo de los cuidados en nuestra comunidad, un modelo que tiene que ir hacia el aumento de la cantidad y de la calidad de los servicios prestados, un modelo que dignifique a los trabajadores y trabajadoras de un sector que forma parte de los pilares fundamentales del Estado de Bienestar.

En UGT seguiremos trabajando para que entre todos podamos ir mejorando la vida a los usuarios de nuestros servicios públicos y por otros para poner en valor la enorme labor humana que realizan los profesionales de estos servicios.