ENSEÑANZA FESP-UGT MADRID MANIFIESTA SU ABSOLUTO RECHAZO AL ERE DE LA UNIVERSIDAD EUROPEA Y LUCHARÁ HASTA EL FINAL POR EL MANTENIMIENTO DEL EMPLEO

La UEM presentó en diciembre el mayor ERE en la historia de la educación en España, que afecta a 275 trabajadores docentes y no docentes: 221 en Madrid, 47 en Valencia y 7 en Canarias.

Todo se complicó mucho con la llegada hace dos años del fondo de inversión británico PERMIRA, que compró la UEM y empezó a hacer cambios con el único objetivo de obtener mayor rentabilidad y ganar mucho más dinero. Decían que íbamos todos a crecer y solo crecen sus beneficios y empeora todo lo demás, sobre todo las condiciones laborales de sus trabajadoras y trabajadores y, por tanto, la calidad de la enseñanza.

UGT Enseñanza Madrid considera que es un ERE injusto, inmoral y muy desproporcionado. Las causas que alega el fondo de inversión son organizativas, alegando una reestructuración debida al proceso de digitalización de las clases, pero esconde claramente motivos únicamente económicos. La UEM tiene unos altísimos beneficios anuales que aumentan a costa de la inmensa sobrecarga de trabajo de sus empleadas y empleados por lo que, a nuestro juicio, no existen motivos económicos que lo justifiquen, pues tan solo se trata de aumentar los beneficios, puro lucro.

Se trata, pues, de una brutal destrucción de empleo, sin justificación, que incidirá sobre la calidad de la enseñanza. Doscientas setenta y cinco familias van a la calle, en plena pandemia, con todo casi colapsado y sufragando ese paro y los subsidios con el dinero de todos. Al otro lado, el fondo de inversión PERMIRA, que seguirá viendo crecer sus beneficios a costa del sufrimiento de los perjudicados. Y todo ello aprovechando las Navidades, el COVID 19 y las elecciones sindicales, en marcha desde noviembre.

La Sección Sindical de FESP UGT-UEM y el Comité de Empresa están claramente en contra de este ERE injustificado, desproporcionado e improcedente y seguiremos luchando contra viento y marea defendiendo los derechos de nuestros compañeros y compañeras hasta el final. Entendemos que no hay causa objetiva y solo cabe retirarlo. Esta manera de actuar del fondo de inversión PERMIRA, con todo el mundo en contra y una gran repercusión mediática, solo desprestigia a la UEM, a sus trabajadores y trabajadoras y a su alumnado.