UGT y CCOO acusan a Correos de anteponer el Black Friday a la salud

UGT y CCOO acusan a Correos de anteponer el Black Friday a la salud, de hacinar a la plantilla y de triplicar los contagios hasta alcanzar los 8.500 afectados/as en todo el país y 2218 afectados/as en la Comunidad Autónoma de Madrid. UGT y CCOO estudian movilizaciones a lo largo de diciembre, con paros y concentraciones

  • Con un incremento de contagios del 200% en los últimos dos meses, y acumulando más de 8.500 afectados/as, la empresa sigue ignorando la demanda sindical de incrementar las medidas preventivas y organizativas.
  • En la Comunidad de Madrid, con una plantilla de 10.000 trabajadores/as, 400 centros de trabajo, 541 contagios de COVID y 1677 contactos aislados, existe un importante riesgo de contagio en la atención a la ciudadanía.
  • Pese a la gravedad de la situación, una vez más, como ocurrió en marzo pasado, la empresa desatiende la salud de sus más de 55 mil trabajadores/as, priorizando el negocio, en este caso el Black Friday y su cuenta de resultados.
  • Los sindicatos han anunciado movilizaciones sin descartar la huelga en diciembre para que la empresa aplique medidas de protección garantes para la plantilla y la ciudadanía.

UGT y CCOO se reúnen la semana que viene para estudiar las medidas de presión, entre las que barajan concentraciones y huelga a lo largo de diciembre para exigir la protección de la plantilla.

UGT y CCOO denuncian que en los dos últimos meses, el impacto de la segunda ola de la pandemia ha triplicado el número de contagios por COVID-19 acumulados en Correos, son más de 1.100 casos positivos y 8.500 trabajadores/as se han visto afectados por los contagios, volviendo a colocar al colectivo de Correos como el segundo en contagios del país, después del sanitario, como ya ocurrió en la primera ola de la pandemia iniciada en marzo. En la Comunidad Autónoma de Madrid hay actualmente un total de 2218 afectados/as, de los cuales 278 lo son por contagio y 263 positivos. Estos malos datos vienen a sumarse al anterior incremento de principios de septiembre, en el que ya se duplicó el número de contagios durante el verano, desde el final del estado de alarma a finales de junio, en un suma y sigue que se intenta ocultar manipulando la metodología de cómputo de los contagios.

La empresa viene ignorando desde hace meses las demandas de esos sindicatos para incrementar las medidas preventivas. UGT y CCOO denuncian que la última actualización del protocolo interno de prevención frente a la COVID que se implementaba a finales de octubre, lejos de introducir medidas adicionales como la realización de pruebas de detección y medidas de organización del trabajo que permitiesen evitar el hacinamiento de los trabajadores/as, ha introducido cambios para dificultar el reconocimiento de contactos estrechos en los centros de trabajo donde se produzcan contagios. Ambos sindicatos denuncian que esta decisión solo esconde una intención, y es evitar el reconocimiento de la necesidad de cuarentenas que paralizarían la producción.

En la provincia de Madrid UGT y CCOO hemos llevado a cabo una serie de actuaciones como denuncias a Inspección de Trabajo o llamadas a Sanidad del territorio para denunciar la pasividad de Correos y para denunciar la situación de precariedad que los trabajadores/as han tenido que sufrir como son cuarentenas no realizadas correctamente por no considerar que eran contactos estrechos…, debido a la total incapacidad e inactividad de Correos.

En un momento en el que se ha decretado un nuevo estado de alarma, y se adoptan medidas adicionales en muchos territorios del Estado, Correos no piensa dar marcha atrás en la desescalada de actividad, y seguirá manteniendo la totalidad de la plantilla en centros de trabajo masificados, contratando incluso más personal sin aplicar las necesarias rotaciones y provocando un hacinamiento de alto riesgo para la plantilla y la ciudadanía. La obsesión de la empresa postal es mantener la actividad de cara al negocio que supone el incremento de las campañas del ‘Black Friday’ y Navideña, intentando ocultar los contagios que se van produciendo para evitar el cierre de centros. Con ello, además de poner en peligro al personal, se juega con la salud de sus familias y de los millones de ciudadanos/as que la empresa postal atiende a diario.

Esta irresponsable decisión de la empresa será contestada por UGT y CCOO quienes valorarán la puesta en marcha de un calendario de movilizaciones, entre las que se incluyen concentraciones y huelga a lo largo de diciembre, para proteger a los/as trabajadores/as y exigir con contundencia que se apliquen medidas organizativas de carácter preventivo, como la rotación de la plantilla o la regulación de los turnos, dos mascarillas y EPI al día por trabajador/a, pruebas PCR o serológicas a toda la plantilla, entre otras muchas a las que se ha venido negando sistemáticamente Correos.