UGT promueve y firma en todas las Juntas de Personal y los Comités de Empresa del SERMAS el manifiesto en contra del traslado forzoso de profesionales al nuevo centro Hospital Isabel Zendal.

Se ha procedido al registro de una comunicación dirigida a Dña. Raquel Sampedro Blázquez (Directora General de RR.HH. del SERMAS), como máxima responsable de los recursos humanos del SERMAS. Esta comunicación, que ha sido firmada y ratificada por UGT, por Organizaciones Sindicales componentes de las Juntas de Personal y Comités de Empresa del SERMAS y por los Propios Órganos de representación, expone, denuncia y exige lo siguiente:

“Ante la decisión unilateral de la Consejería de Sanidad de trasladar forzosamente numerosos profesionales de los centros hospitalarios, a los que legítimamente representamos, en vez de contratar el personal necesario para proceder a la apertura y puesta en funcionamiento del nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal, mostramos nuestro RECHAZO FRONTAL a esta medida.

Esta acción, que produce un grave trastorno para los usuarios, para los centros sanitarios y que incrementa aún más el maltrato y la incertidumbre que tienen que soportar los trabajadores/as del SERMAS, junto con la no sustitución del personal fijo que voluntariamente solicitó el traslado a dicho hospital, conlleva la minoración de las ya infradotadas plantillas de los centros hospitalarios.
Además, a día de hoy, no han llegado los refuerzos necesarios para acometer la campaña de invierno/gripe, supone un nuevo revés a la posibilidad de disfrute de los incontables días de descanso y vacaciones pendientes de disfrutar por el conjunto de los profesionales y seguirán aumentando las exorbitantes listas de espera quirúrgicas, diagnósticas y de consultas externas por la pérdida de estos y futuros profesionales, que al parecer no serán sustituidos.

Por todo ello exigimos a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la PARALIZACIÓN INMEDIATA de la decisión unilateral de traslado forzoso de personal de nuestros centros hospitalarios, al nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal y procedan a contratar el personal necesario y suficiente para el normal funcionamiento de dicho centro sanitario.”

Los caprichos del gobierno de Isabel Díaz Ayuso están produciendo efectos demoledores sobre el sistema sanitario público y es ya perentorio que se deje de jugar con el dinero público, con los derechos de los profesionales y con la salud de los madrileños.