UGT dice no al trabajo a destajo y a la presión.

La FeSP-UGT Sector Postal de Madrid, como ya hemos dicho en otras ocasiones, tenemos meridianamente claro que en Correos ni se cobra, ni hay que trabajar a destajo, ni nos pueden obligar a ello.

El trabajo hay que realizarlo a un ritmo normal y con calidad, porque no se puede olvidar que somos un servicio público y no una empresa de trabajadores destajistas.

Las cargas de trabajo están muy por encima de lo que se puede considerar normal, y esto es algo que Correos tiene que solucionar, porque por mucho que se intente, dos más dos son cuatro, no siete.

Si el trabajo no sale en tiempo y forma, es problema de quienes gestionan Correos, y ellos tienen que poner las soluciones, que en ningún caso pueden pasar por la presión y por intentar que Las/os Trabajadoras/es trabajen a ritmos inasumibles aprovechando su implicación y profesionalidad.