POR LA SEGURIDAD DE DETERMINADOS COLECTIVOS DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS, EXIGIMOS QUE SEAN DOTADOS DE EPI ADECUADOS

Desde UGT queremos que haya una protección absoluta de determinados colectivos de trabajadores y trabajadoras que desarrollan su labor en el ámbito de la enseñanza para los que, dadas las circunstancias de su puesto de trabajo, el material EPI que se les está entregando es insuficiente para una protección totalmente segura de su salud.

Por ello, hemos remito un escrito al Comité de Salud y Seguridad de cada una de las DAT solicitando que se dote a todos los centros y se envíe material de protección mayor al de las mascarillas higiénicas. Consideramos que determinados colectivos, que citamos a continuación, deberían tener acceso a mascarillas tipo FFP2, pantallas para protección ocular, guantes, batas…, para poder realizar su trabajo con la seguridad adecuada y la protección necesaria:

  • Los educadores y educadoras, maestros y maestras y demás trabajadores que atienden a educación infantil de 0 a 6 años, ya que el alumnado no lleva mascarilla.
  • Los trabajadores y trabajadoras profesionales y técnicos, docentes de educación especial y cualquier maestro, que atienda a alumnado exento de llevar mascarilla por su situación de dependencia o enfermedad.
  • Los docentes y personal de servicios que estén considerados más vulnerables o de riesgo por razón de edad y/o por razón de enfermedad.

Es obligación de la Comunidad de Madrid dotar a los centros de los medios necesarios para que los trabajadores/as puedan realizar su labor con la máxima seguridad posible, en virtud de lo dispuesto por: la LEY 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, el Real Decreto 486/97 por el que se disponen las condiciones mínimas de seguridad y de salud en los lugares de trabajo y la Orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio.

(Enlace a carta…)