LA ATENCIÓN PRIMARIA Y LOS CENTROS HOSPITALARIOS COLAPSADOS Y MALTRATADOS NECESITAN DE APOYO Y SEGURIDAD.

Atención Primaria lleva arrimando el hombro desde el inicio de la pandemia y en cambio no ha recibido ninguno de los apoyos que ha solicitado por parte de la Consejería, es más, en marzo muchos de sus profesionales fueron utilizados para dotar el hospital de IFEMA dejando los centros desabastecidos.

Los centros de salud tienen en este momento falta de profesionales y de medios: líneas telefónicas de entrada insuficientes, espacios inadecuados para dar asistencia de forma segura, retraso en citas para toma de PCR y retraso en resultados de PCR, asunción de labores de rastreo y de gestión de circuitos escolares ante el desbordamiento del departamento de Salud Pública. En este escenario no pueden asumir más funciones ni pérdida de profesionales.

Hoy Madrid estrena la medida de limitación de movilidad en 37 zonas básicas de salud, desde UGT exigimos que los dispositivos sanitarios de esas zonas básicas sean dotados de personal y medios de forma adecuada para poder dar atención a la población y que se revisen los procedimientos de seguridad de los profesionales una vez que se reconoce transmisión comunitaria al menos en esas zonas básicas: mascarilla FFP2 y bata/traje impermeable en todos los profesionales que vayan a tener contacto estrecho con el paciente: triaje, domicilios…
Los centros Hospitalarios están llegando a sus límites asistenciales en una progresión alarmante, muchos de los centros tienen ya sus UCIs en números rojos y en situación muy similar a los peores momentos de la pandemia.

No hemos aprendido nada, no hemos puesto los remedios que se conocían para que esta situación no volviera a repetirse con esta virulencia, pero no se ha hecho nada. El gobierno de la CAM ha abandonado a sus profesionales, Isabel Díaz Ayuso, su presidenta y el consejero Enrique Ruiz Escudero, junto con el consejero de hacienda, por el que cualquier inversión pasa, y en sus dependencias progresa o se queda, han demostrado que las únicas soluciones realizadas maniobran entre empresas privadas, en esas tan queridas por este gobierno, colaboraciones publico privadas.

El Consejero de Sanidad asegura que el hospital de pandemias estará preparado para noviembre, y no descarta abrir IFEMA en los próximos días, asegurando en varios medios de comunicación que se dotará con personal voluntario del SERMAS y con la fórmula que ya funcionó en Marzo. UGT denuncia que la situación de los centros de salud en Madrid y los centros hospitalarios no permite que ningún profesional sea sacado de su centro de trabajo a otro dispositivo y tomará las medidas oportunas en caso de que se produzca coacción a los profesionales para ir “voluntario” a IFEMA o el hospital de pandemias.

UGT exige a los antes mencionados que vigilen sus responsabilidades, porque todo tiene un límite y este hace tiempo que lo están sobrepasando con demasiada alegría.

La presidenta Ayuso, en otro orden de cosas, refiere que va a retomar la ley de farmacia, noticia que recibimos con cautela y con miedo dados los antecedentes, pues puede suponer un mal entendido adelgazamiento de las funciones de Atención primaria fundamentalmente, seguro que en aquellos aspectos más lucrativos económicamente pero no teniendo en cuenta aquello que la Atención primaria necesita.

No podemos esperar a que el recién formado “ESPACIO DE COOPERACIÓN” tome decisiones dentro de dos semanas, la Atención Primaria y los Hospitales madrileños necesitamos que el Gobierno de la Comunidad de Madrid actué YA, dentro de su marco de competencias y dote de los recursos y herramientas necesarios a los dispositivos que ya existen, para que desde ellos solucionemos los problemas de salud de los madrileños y acabemos de una vez por todas con esta pandemia dentro de las responsabilidades y competencias de cada uno.