DESDE UGT Y CC.OO DENUNCIAMOS LOS ABUSIVOS SERVICIOS MÍNIMOS IMPUESTOS POR LA ADMINISTRACIÓN PARA LA HUELGA DE ESCUELAS INFANTILES DE GESTIÓN DIRECTA PREVISTA PARA LOS DÍAS 22 Y 23 DE SEPTIEMBRE

Mientras a la Presidenta de la Comunidad de Madrid se le llena la boca de grandes palabras, hablando una y otra vez de Libertad como valor básico de su gobierno, por la vía de los hechos se conculcan desde su ejecutivo, derechos tan fundamentales como:

– Derecho a una educación de calidad para nuestros niños y niñas.

La gestión de la red de Escuelas Infantiles de Gestión Directa en la vuelta a las aulas enfrenta la situación de pandemia de COVID 19 sin los refuerzos de profesionales y recursos materiales suficientes y adecuados, poniendo en peligro la salud de la Comunidad Educativa en su conjunto.

– Nuestro derecho constitucional a la huelga.

Como último recurso para reclamar los refuerzos y medidas imprescindibles para que las Escuelas sean seguras y funcionen.

Nos sorprende e indigna que pese a la insistencia de UGT y CC.OO., de que se definan y marquen ratios por educador/a, para cada franja de edad en las aulas de las Escuelas Infantiles, en unas instrucciones claras, y tras la negativa constante a hacerlo, ahora, para dictar los mínimos de HUELGA la Administración SÍ establezca esas ratios :

“Director, secretario, un maestro o educador infantil por cada 12 alumnos menores de un año o fracción, un maestro o educador infantil por cada 18 alumnos menores de dos años o fracción, y un maestro o educador infantil por cada 20 alumnos menores de tres años. En los horarios ampliados un maestro o educador infantil por cada 14 alumnos”.

En relación al Personal de Servicios, la Administración establece unos mínimos para garantizar unas condiciones higiénicas y sanitarias acordes a la crisis actual que a día de hoy son inviables. En las Escuelas no se han reforzado plantillas y junto con la falta de personal no se cubren ni los mínimos para la huelga.

“Ayudante de control y Mantenimiento, un trabajador destinado en cocina, el 50% de la plantilla del personal que realice tareas de limpieza, así como un graduado en Enfermería en aquellos centros donde exista este personal (por contar con alumnado con necesidad sanitaria)”

Resulta indignante que, en la situación actual, con la falta de personal que sufren las Escuelas, se establezcan unos “mínimos” que son realmente “máximos”, y suponen impedir el ejercicio del derecho a huelga a gran parte de la plantilla. Emplear más esfuerzos en negar derechos que en garantizar calidad y seguridad no es el mejor camino para resolver el conflicto. Apelamos a la responsabilidad de la Administración Educativa para que rectifique y podamos avanzar.