La Comunidad de Madrid anuncia hoy que va a realizar test PCR en la población de los distritos y localidades con mayor incidencia de COVID19 en las últimas semanas.

Dentro de la estrategia COVID19 (anunciada el 28 de julio) la Comunidad de Madrid:

  • No ha reforzado la Atención Primaria ni la Salud Pública.
  • No ha contratado un número adecuado de rastreadores (en Madrid serían necesarios entre 800 y 1200).
  • No tiene un plan de contingencia en Atención Primaria.

Pero sin abordar las medidas realmente necesarias, anuncia que realizará emitirá un total de 6000 SMS (mensajes de texto) para realización de PCR COVID para una población de un total de 892.104 habitantes. De las personas que reciban esos SMS algunos responderán y se harán la prueba, otros no contestarán y otros ya tendrán confirmada la PCR positiva en los días previos, dado que por las cifras en aumento es muy posible que ya hayan sido contactados desde Salud Pública o sus centros de Atención Primaria en el estudio de casos y contactos. En caso de que accedan a hacerse la prueba, la Comunidad no aclara en su comunicado quiénes son esos técnicos que les comunicarán los resultados, y es muy probable que esa labor recaiga en las infradotadas Atención Primaria y Salud Pública. Lo que seguro si recaerá sobre los sobrecargados centros de salud será el seguimiento de las PCR positivas y el estudio de sus contactos convivientes. Este es el modo de re-forzar la Atención Primaria y la Salud Pública por el que apuesta la Comunidad de Madrid.

En este escenario en el que la Comunidad de Madrid implementa una medida acorde a la sospecha de transmisión comunitaria en esos territorios, ¿se van a implementar también medidas adicionales en los centros de salud en materia de limpieza, de equipos de protección y refuerzo de personal? Esperamos que la respuesta sea afirmativa, por el bien de los ciudadanos y los trabajadores.

En Madrid es claramente más necesario:

  • Revisar la dotación de los centros de salud de esas zonas, reforzar sus líneas telefónicas, contratar personal y abrirlos en su horario completo.
  • Abrir los Servicios de Urgencia de Atención Primaria que atendían las noches y fines de semana hasta su cierre el 22 de marzo. Esto evitaría la sobrecarga de la Atención Primaria y las urgencias de hospital, en un momento en que es clave evitar las aglomeraciones en salas de espera para evitat contagios.
  • Contratar rastreadores en esos distritos y localidades que tengan comunicación con Atención Primaria y Salud Pública.
  • Tener en cuenta las condiciones socioeconómicas de la población de esos distritos que pueden estar condicionando su dificultad de aislamiento y facilitar el mismo.

Para la Comunidad de Madrid es más importante poner una marca en tarea realizada dentro de su plan en lugar de abordar el verdadero problema para atajar la pandemia. Es lo mismo que hicieron en mayo con el refuerzo de Atención Primaria y Salud Pública (nunca se contrató el número de profesionales que se prometió y que ya era escaso), y con los rastreadores (que no contrataron y ahora han subcontratado en una cantidad simbólica).