Ante la segunda ola, propuesta de reorganización de Atención Primaria

En el escenario actual de aumento exponencial de los casos aunque no se haya reconocido de forma oficial, la impresión es de que en muchas zonas ya hay transmisión comunitaria, por lo que urge establecer medidas acordes, que permitan que los profesionales de Atención Primaria puedan realizar las funciones que le corresponden, y no relegarlas por tener que asumir otras que no son suyas.

Reorganizar la asistencia sanitaria para el SERMAS estos meses ha sido sinónimo de cierre de centros y recolocación de profesionales y pacientes en otros centros de la zona. En este caso les exigimos que utilicen ese verbo para que cada acto se realice en el lugar más adecuado, siempre dentro del marco del sistema sanitario público y acorde a los procedimientos y recomendaciones tanto del Ministerio de Sanidad como de la Comunidad de Madrid.

  • La atención a los pacientes sin sospecha de infección COVID debe realizarse en los centros de salud de Atención Primaria. Las consultas de estos pacientes han sido relegadas durante los últimos meses por la pandemia, y en estos momentos en que se empezaba a volver a abordar su asistencia, ven de nuevo cómo se saturan los centros de salud y no encuentran citas para sus dolencias o control de sus problemas crónicos.
  • La atención a los pacientes con sospecha de infección COVID no grave debe realizarse en los centros de salud de Atención Primaria.
  • La atención de pacientes con infección COVID (casos) debe realizarse desde Atención Primaria hasta que clínicamente sea necesario traslado al hospital.

Para ello atención primaria debe tener:

  •  un circuito de consulta telefónica efectivo que permita el seguimiento por parte de los profesionales sanitarios: líneas telefónicas suficientes (de entrada y salda), profesionales de UAU suficientes para recepcionar y orientar esas llamadas
  • acceso a las pruebas complementarias necesarias para el abordaje de estos pacientes.
  • equipos de seguridad homologados suficientes adecuados a cada escenario.
  • reducir al mínimo indispensable la concurrencia de los pacientes al centro de salud para trámites burocráticos (recogida de partes de IT, informes, gestiones de tarjeta sanitaria) que redunda en menor número de pacientes en las colas de triaje y en las salas de espera.

Por tanto los centros deben dotarse de circuitos seguros que permitan:

  1. evitar contagios en los centros de salud.
  2. atender de forma segura a pacientes NO COVID
  3. atender de forma segura a pacientes COVID

La atención a los contactos COVID asintomáticos debe ser atendida en el marco de Salud Pública, con recursos suficientes. Son personas asintomáticas, que pueden no estar contagiadas y que en el contexto del centro de salud deben acudir a la zona COVID para hacerse la recogida de la prueba diagnóstica, con el consiguiente riesgo de contagio en este momento de saturación de las salas de espera.

El resultado debe también ser gestionado en Salud Pública, y sólo si es positivo serán remitidos al circuito de seguimiento del centro de salud, si es negativo, se seguirá desde Salud Pública.

La atención de los casos en el entorno laboral deben asimismo ser coordinados desde los SPRL con Salud Pública, pero la realidad es que los pacientes llegan a los centros de salud para seguimiento y estudio de contactos, a veces con informe de su empresa y otras muchas sólo con su propio testimonio.

Propuestas:

Coordinación Absoluta con Summa y Salud Pública

  • SUAP como centros de realización de PCR en contactos estrechos asintomáticos. Dado que los SUAP están situados en zonas cercanas a la población y se ha demostrado esta última semana que son lugares idóneos para la realización masiva de test PCR, se pueden habilitar como centros de recogida de muestra en el estudio de contactos estrechos asintomáticos. En estos centros se puede realizar la toma de muestra PCR y completar la encuesta epidemiológica si no ha podido hacerse antes desde Salud Pública, excepto en los contactos estrechos de convivientes, que es la única situación que pertenece al ámbito de Atención Primaria.
  • Contratación de profesionales por el SERMAS mediante contratación directa en el mismo marco en que se hicieron las contrataciones en la campaña COVID de los meses de marzo y abril.
  • Ampliación del horario de lunes a domingo de 8-21h (para evitar el retraso diagnóstico que supone que las PCR sólo se recojan sólo de lunes a viernes). Si fuera posible la apertura para las funciones que realizaban antes del 22 de marzo (y que están recayendo en Atención Primaria, Summa y hospitales) se debería contar con dos circuitos bien diferenciados: el asistencial y el de recogida de muestras PCR para Salud Pública, con el fin de disminuir la posibilidad de contagios en las zonas de espera y atención.
  • los pacientes acudirán citados desde Salud Pública en el estudio de contactos, o bien de forma voluntaria si fuese necesario habilitar esta via porque por la situación epidemiológica así lo indiquen desde Salud Pública. En el momento actual asumiendo que la mayoría de los contactos se están detectando en Atención Primaria, se podría habilitar acceso a esa agenda desde las UAU de los centros de salud (citarían en ella la PCR del contacto en lugar de citarla en la agenda del centro).
  • Las IT de los contactos estrechos se citarán en la agenda del médico del paciente desde el CAP (el mismo que cita la PCR en el SUAP) o desde la UAU del propio centro, tal como se está haciendo ahora. Siempre teniendo en cuenta que se está asumiendo una función que no es de AP, y se realiza mientras se realizan las oportunas gestiones que permitan colocar cada acción en su nivel.
  • Volver a coordinar con el INSS la gestión de IT que se realizó durante los meses del estado de alarma que posibilitó que los pacientes no acudieran a los centros de salud, disminuyendo la posibilidad de contagios y facilitando el triaje.
  • Información a la población para que si ha tenido contacto con un positivo acuda a los centros de realización de PCR (a ser posible previo contacto con telefónico con Salud Pública) y sólo en caso de síntomas se ponga en contacto con su centro de salud.
  • Recordatorio de información a las empresas de los procedimientos de gestión de casos positivos y estudio de contactos en el ámbito laboral marcado por el Ministerio de Sanidad y adaptado a la Comunidad de Madrid.