Calor sofocante y repunte del Covid-19

Casi un mes después de la última reunión de la CESL, el incremento de contagios ha sufrido un repunte en las últimas semanas hasta alcanzar los 136 casos confirmados con test PCR, 792 probables no confirmados con test y 3.222 trabajadores/as en cuarentena. Si bien al final del estado de alarma la curva de contagio parecía estabilizarse, se acumula una subida del 18% en casos positivos. Siendo cierto que la tendencia al alza a nivel social en todo el Estado “contagia” a Correos, se pone en evidencia que tendremos un serio problema si llega a producirse una segunda oleada.

Porque más allá de ceñirse “a lo que indiquen en cada momento las autoridades sanitarias”, la empresa NO TIENE UN PLAN ESPECÍFICO para afrontar rebrotes, y mucho menos ha previsto aplicar medidas preventivas en las zonas geográficas en las que a consecuencia de los rebrotes se han tenido que dar pasos atrás. En el caso de Lleida, de Navarra o en muchas zonas de Aragón, Galicia y Barcelona, se ha vuelto a la Fase 2, y Correos sigue como si tal cosa, sin pensar en volver a dejar en casa al personal sensible, sin hacer pruebas o test aunque haya casos comprobados de contagio, restringiendo las cuarentenas y discutiendo la necesidad de realizar desinfecciones… Mientras muchas empresas y administraciones realizan pruebas a sus trabajadores/as, o establecen medidas preventivas más allá de lo estrictamente legal, en Correos no se hace nada, y así nos va.

Y es que, por mucho que la dirección y su presidente nos quiera vender una imagen de modernidad y eficiencia, LA REALIDAD de las condiciones de trabajo en los centros es un peligroso  cóctel, cuyos ingredientes son RIESGO POR COVID-19, CALOR Y RECORTES DE PLANTILLA. El uso de mascarillas, guantes y otros EPI, unido al sofocante calor y la falta de una organización del trabajo que evite las horas de mayor exposición al calor y a la radiación solar, hace insoportable el trabajo en la calle. Para colmo, la dirección ha reducido la contratación y, al no cubrirse las plantillas, las cargas de trabajo llegan a ser inasumibles. La situación para quienes trabajan en interior no es mejor, porque además de la deficiente climatización en muchos de los edificios, también se ha generalizado el uso obligatorio de mascarillas y otros EPI, siendo la sobrecarga en Oficinas y CTA más acusada por los recortes de plantilla.

Para CCOO y UGT la empresa no puede seguir obviando esta realidad (siendo además culpable directo por los recortes), y seguir sin realizar una verdadera PREVENCIÓN que evite daños a la salud, tanto por la presencia del coronavirus, como por las altas temperaturas. Por eso, entre otras cuestiones, hemos exigido nuevamente en la CESL:

  • Medidas de detección precoz como la realización de TEST PCR de manera programada/selectiva en las zonas de mayor nivel de contagio, y de manera obligatoria a todo el personal en centros donde se detecten positivos, añadiendo el control de TEMPERATURA a la entrada de grandes centros.
  • Medidas ORGANIZATIVAS, tanto para garantizar la distancia de seguridad, como para evitar realizar el trabajo en las horas solares más perjudiciales para la salud por el riesgo de exposición al calor (adelanto o retraso de horarios, cambio del orden de los procesos, reparto como máximo hasta las 13 horas, realizar pausas, etc.). En el caso de los Notificadores también deben adoptarse medidas al realizarse el trabajo en horas de máxima exposición al riesgo, para evitar daños graves e incluso golpes de calor, como de hecho ya ha ocurrido.
  • Medidas PREVENTIVAS contra el calor y la radiación solar: crema protectora, gorras para todos los trabajadores/as (no solo a los peatones les da el sol), uniformes para todos/as (incluido personal eventual).
  • Regular los aspectos preventivos del TELETRABAJO, una modalidad laboral en la que están cerca de 1.000 trabajadores/as en todo el estado, que tiene RIESGOS y COSTES que hay que abordar urgentemente.

SERRANO, DÉJESE DE CAMPAÑAS MEDIÁTICAS, Y CUMPLA DE UNA VEZ CON SUS
OBLIGACIONES PARA EVITAR DAÑAR LA SALUD DE LOS TRABAJADORES/AS DE CORREOS

Leer UGT comunicado conjunto