UGT expresa al Consejero su preocupación por que se lleven a cabo, por parte de la administración educativa, todas las medidas preventivas que garanticen la salud y seguridad de toda la comunidad educativa antes del retorno a las aulas.

Ante la posibilidad de apertura de los centros educativos para la actividad presencial, cuando la Comunidad de Madrid comience la fase 2 de desescalada, UGT ha remitido un documento al Consejero de Educación y Juventud pidiendo que se lleven a cabo, por parte de la Administración Educativa, todas las medidas preventivas que garanticen la salud y seguridad de toda la comunidad educativa antes del retorno a las aulas.

Asimismo aborda, lo que a nuestro juicio,  deben ser los Protocolos necesarios para ello:

  1. La Incorporación de las y los trabajadores de la enseñanza a los centros educativos, negociado con las organizaciones sindicales, que incluya la realización previa de pruebas diagnósticas PCR a todo el personal antes de su incorporación y que tenga en cuenta tanto a los colectivos de riesgo como las necesidades de conciliación por hijos menores o por dependientes a su cargo, así como la adaptación de todas las medidas preventivas necesarias recomendadas por las autoridades sanitarias. Será imprescindible la participación de los Comités de Salud y Seguridad en el desarrollo y seguimiento de dicho Protocolo.
  1. Un Plan de Retorno a las Aulas que debe ser negociado con las organizaciones sindicales, previamente a la apertura de los mismos al alumnado, y que deben realizarse teniendo en cuenta todas las evaluaciones de riesgo de los diferentes centros.
  • Este Plan debe ser el documento marco, que cada centro debe adaptar en función de las características particulares del mismo: los diferentes espacios del centro, las edades del alumnado, las enseñanzas y los espacios de los que dispone, para diseñar su propio Plan de Retorno a las Aulas, siempre de forma consensuada y que debería ser aprobado por el Claustro y, si se considera necesario por el Consejo Escolar. Dicho Plan debería recoger las necesidades de cada centro en cuanto a:
  • Reducción de ratios en función de las dimensiones de los espacios para que todas las personas puedan respetar las distancias de seguridad,
  • Reformas arquitectónicas, localización y/o construcción de espacios públicos adecuados para llevar a cabo dichos desdobles de grupos,
  • Incremento de la plantilla o cupo en función de los desdobles de grupos necesarios,
  • Inclusión de otros perfiles como enfermería en cada centro,
  • Incremento del personal de los equipos de Orientación para asegurar la atención adecuada a todo el alumnado que haya podido sufrir la brecha digital o la desconexión a causa de la enseñanza a distancia y reforzar la atención a la diversidad.
  • Recursos digitales para el personal y el alumnado y mejora de las plataformas digitales que han demostrado ser insuficientes durante el confinamiento.
  • Formación de las y los trabajadores en prevención de riesgos y en recursos digitales, etc.

En función de las necesidades que establezcan los diferentes Planes de Retorno a las aulas de los centros educativos, la Administración tiene la obligación de actuar aportando todos los recursos humanos y materiales necesarios y las herramientas para llevar a cabo dichos planes.

Mientras estas condiciones previas no se hayan llevado a cabo, UGT considera arriesgado el retorno a las aulas, por cuanto no se ofrecen las medidas sanitarias que garanticen minimizar el riesgo de contagio por COVID-19 y, por tanto, podría contribuir a poner en peligro la salud pública, ya que los centros educativos no están, en este momento, preparados para afrontar dicha reincorporación.  Incluso pudiera ser delictivo por vulnerar derechos fundamentales y poner en riesgo la vida de los ciudadanos y, desde luego, UGT no va a contribuir a ello.

(Enlace al documento …)