APERTURA DE ESCUELAS INFANTILES Y CASAS DE NIÑOS A PARTIR DEL 1 DE JULIO

Hoy, de manera conjunta, las Direcciones Generales de Infantil y Primaria y de Educación Concertada, Becas y Ayudas al Estudio han remitido a las Escuelas Infantiles y Casas de Niños una circular sobre  las condiciones para su reapertura a partir del día 1 de julio.

Desde UGT nos surgen muchas dudas tras leer dicha circular:

  • Vuelve a dejar ambiguo que la asistencia será voluntaria. Muchas Escuelas Infantiles y Casas de Niños ya hicieron un sondeo para saber qué familias iban a llevar a sus hijos durante este periodo al centro, basándose en la condición de que tanto el padre como la madre estuvieran trabajando y no hubiera posibilidad de teletrabajo. Nos preguntamos ¿deben de volver a hacer de nuevo el sondeo? Si es así, es repetir un trabajo que ya se ha hecho y que en pocos días cambia de criterios.
  • No indica nada en cuanto a las ratios por grupo y edad, ¿se mantienen tal y como estaban antes del 11 de marzo? Por otra parte, es evidente que, en este tramo de edad, va a ser imposible mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros, entre otras cosas porque sería una medida antipedagógica, ya que fomentar las relaciones interpersonales es clave en el desarrollo social de este alumnado. Además, después de tres meses a los alumnos y alumnas de esta etapa se les ha vuelto ajeno el entorno y necesitan restablecer vínculos tanto con los adultos como con el resto de los niños y niñas.
  • Establece que los baños tienen que limpiarse tres veces al día, función que no es propia de las educadoras y educadores de los centros, sino del servicio de limpieza. ¿Se va a asegurar la presencia de dicho servicio a lo largo de toda la jornada establecida para poder llevar a cabo dicha medida?
  • Desconocemos si se ha tenido la previsión, a la hora de la salida al patio, que en julio las temperaturas alcanzan uno de sus máximos a mitad de la mañana, por lo que habría que aprovechar las primeras horas de la mañana para realizar esta salida, por lo tanto, es complicado que coincidan el mínimo número de alumnos y alumnas.
  • Y por último, se indica que se procurará mantener las puertas interiores abiertas, lo que puede provocar cualquier suceso no deseable a la hora de que un niño o niña pueda salir del aula de manera voluntaria y sin el control del educador/a.

Desde UGT exigimos una aclaración a estas cuestiones de  vital importancia para la educación y la sociedad,   para el desarrollo de la labor de las y los trabajadores de las Escuelas Infantiles y Casas de Niños y también para proteger a toda la comunidad educativa.

Celebramos conocer a través de esta circular  que, por fin, se levantarán  de manera total los contratos con las escuelas de gestión indirecta, lo que permitirá a las plantillas ir siendo desafectadas de los ERTES y la pérdida retributiva que ello conlleva. Nos gustaría que esa vuelta a la actividad no tuviera  por objeto la apertura de las aulas para solo un mes y sí la preparación  del curso que viene, trabajar en los protocolos y adecuar los espacios de la forma que sea necesaria.

Desde UGT hemos venido señalando que las profesionales de esta etapa fueron unas de las más perjudicadas por la crisis del coronavirus. No han cambiado tanto las cosas desde entonces y sigue dando la sensación de que la Administración educativa considera que las escuelas infantiles son las responsables de la conciliación familiar y laboral, marcando el carácter asistencial y no educativo de esta etapa.