UGT reclama que se antepongan los criterios sanitarios a cualquier otra consideración para la reanudación de actividades en los centros educativos.

UGT muestra su preocupación por la incertidumbre que el Plan de Desescalada puede suponer
para los trabajadores de la enseñanza de la Comunidad de Madrid en cuanto a los criterios que
vayan a utilizar para la reanudación de actividades en los centros educativos. FeSP UGT Madrid
exige al gobierno madrileño todas aquellas medidas preventivas que sean necesarias para
garantizar la salud tanto de los trabajadores de la enseñanza como del alumnado.

UGT ve con preocupación el Plan de Desescalada planteado por el gobierno, siempre teniendo en
cuenta que la misma se producirá de forma desigual entre las diferentes provincias y Comunidades
Autónomas en función de las diferentes situaciones de superación de la crisis del covid 19. Aún así
se nos plantean muchas dudas:

  • Cómo se va a garantizar, de cara a los trabajadores, que se han realizado los controles de
    higiene adecuados para garantizar que tanto ellos como el alumnado no se van a ver
    sometidos a contagio.
  • Qué medidas se van a arbitrar para la protección de los trabajadores y el alumnado.
  • Cómo se van a controlar las medidas de distanciamiento en un colectivo tan especial como
    los niños, especialmente los más pequeños, durante el período lectivo, tanto en el aula
    como en el patio o en las entradas y salidas.
  • De qué forma se va a garantizar que nadie sea portador del virus.

Asimismo, consideramos que supone una contradicción utilizar criterios asistenciales para
justificar tanto la suspensión de contratos de las Escuelas Infantiles y Casas de Niños como su
apertura. Se persiste en el error de considerar la etapa infantil como meramente asistencial.
Desde UGT siempre hemos reivindicado el carácter educativo de esta etapa. Sin embargo, la
consideración asistencial por parte de la Administración Regional, hizo que se suspendieran los
contratos de las Escuelas Infantiles, considerando que en este tramo no se podía ofrecer el servicio
educativo a distancia y suprimía la subvención que reciben los ayuntamientos para el
mantenimiento de dichas escuelas y Casas de Niños, lo que llevó a un gran número de trabajadoras
a situación de desempleo. Una vez más y bajo la misma consideración asistencial se habla de abrir
este tramo con el fin de favorecer la conciliación para las familias con menores de 6 años.

UGT considera que el fin de los centros educativos no es la conciliación de la vida laboral, familiar
y personal, aunque sean un importante elemento conciliador, y que deben ser las
Administraciones pública y las empresas las que garanticen al conjunto de trabajadores esas
medidas de conciliación.

Por otro lado, el hecho de plantear la asistencia voluntaria del alumnado de 2º de Bachillerato, 4º
de la ESO, Formación Profesional, Educación Especial implica la asistencia de los trabajadores de la
enseñanza a los centros educativos, dejando abierta la posibilidad de que los docentes se vean obligados a compatibilizar la enseñanza presencial con la telemática, duplicando así su jornada
laboral en un territorio como Madrid, especialmente afectado por la crisis sanitaria.

Así, antes de la apertura de las aulas, desde UGT proponemos:

  • Que se realicen pruebas diagnósticas de PCR a los trabajadores que desempeñen actividades en
    los centros, el tratamiento individualizado de cara a la actividad presencial de las personas
    especialmente sensibles, como diabéticos o con enfermedades crónicas.
  • La desinfección previa y periódicas medidas de limpieza genera del centro y disponibilidad de
    jabones desinfectantes de uso rápido en todas ellas.
  • Que se proporcione a los trabajadores equipos de protección individual.
  • Limitar a las estrictamente imprescindibles las horas presenciales en los centros y disminuir las
    ratios del alumnado, así como establecer protocolos de actuación con medidas concretas sobre
    distanciamiento físico, eliminación de residuos o pautas de actuación ante casos de alumnado o
    trabajadores con síntomas.

UGT reclama al gobierno regional de Madrid que se recupere la negociación colectiva con los
representantes legales de los trabajadores de la enseñanza, para consensuar una planificación
que contenga todas las garantías sanitarias que permitan retomar la actividad educativa
presencial en el momento adecuado y garantizando los recursos humanos y materiales
suficientes para llevar a cabo la desescalada con éxito en una región tan afectada por la crisis
sanitaria como Madrid.

Ver Informa…