UGT y CCOO tachan de “irresponsable” a Juan Manuel Serrano por la falta de mascarillas entre los trabajadores de Correos

Primero han sido los sindicatos CC.OO. y UGT, y ahora los cuadros medios que han hecho circular una carta en la que acusan a Serrano de deteriorar a la empresa.

Los sindicatos UGT y CCOO han enviado una carta conjunta a través de la cual expresan su descontento con las medidas adoptadas por Juan Manuel Serrano, presidente de Correos, al considerarle un “irresponsable” que pone en riesgo la salud de sus trabajadores.

Dice así: “Si en lugar de jugar a ser un superstar de la gestión (algo que la gente normal consigue después de años de sacrificio, estudiando, trabajando y acumulando experiencia, pero nunca aprovechándose de los amigos), el señor Serrano se hubiese acercado a la realidad de lo que la gente siente, se hubiese dado cuenta de que las mascarillas eran para los carteros/as y el personal de oficinas, algo más importante que cambiar con puntos y rayas la cornamusa (ya hablaremos del espíritu de la cornamusa al que con tanto cinismo apelaba el señor Serrano en su impresentable carta del 19 de marzo).

El problema aquí, en Correos, hoy, no está en CCOO y UGT. Ni hemos propuesto parar los servicios como nos acusa irresponsablemente el señor Serrano, ni hemos puesto ningún listón caprichoso en la protección que creemos necesitan los trabajadores/as de Correos.

Este no es un momento de toma y daca de negociación. Esto no es una negociación convencional de un Convenio o un Acuerdo. Somos sindicatos conscientes de que no se puede gestionar Correos con actitudes despóticas y un desconocimiento atroz de su naturaleza. La impericia es un cóctel explosivo cuando se mezcla con la soberbia y el autoritarismo. Y si a ello se añaden prácticas políticas ‘frontaneriles’ para debilitar y dividir a los sindicatos – ya le anticipamos que no va a conseguirlo- en un momento en el que es vital promover la unidad interna, se llega al caos.

Jugar a dilatar su entrega llevará a que ambos sindicatos tomemos las medidas legales para las que estamos facultados.
No vamos a admitir más promesas falsas. Ni más irresponsabilidades como las evidenciadas por el señor Serrano. Correos, el Servicio Público Postal, no es su negocio y, por tanto, las inclinaciones y tics autoritarios sobran en un contexto de Gobierno Socialista, en coalición con UP, por mucho aval de presidente y de ministros que quiera exhibir, para eludir su responsabilidad y una incompetencia gestora manifiesta.

Los trabajadores de Correos no necesitan epístolas paternalistas, necesitan ‘epis’ y mascarillas, un cumplimiento escrupuloso de la normativa y, sobre todo, un presidente de Correos que no sea irresponsable”.

Fuente: Logistica, transporte, paqueteria y almacenaje