Carrera profesional horizontal

Es un sistema de desarrollo profesional individual, que permite una vía de promoción novedosa, sin cambiar de puesto de trabajo y realizando nuestras funciones. Es una magnífica forma de reconocer nuestro buen hacer cada día. Se consigue con los años, pero no es una paga más de antigüedad, sino que se trata de reconocer salarialmente que cumplimos con nuestro trabajo.

Ya por fin la tenemos en el Convenio y el Acuerdo

Desde que se recogió en el EBEP en el año 2007, llevamos ya una década de retraso y por eso fue uno de los objetivos principales de UGT en la pasada negociación: poner en marcha por fin la carrera profesional.

Y lo incluimos en el Acuerdo (artículos 33-34) y en el Convenio (artículos 88-92), y conseguimos que fuera un nuevo derecho tanto para personal funcionario y laboral, fijo y temporal.

Y como sabemos que el papel lo aguanta todo pero algunas cosas luego pueden quedar en papel mojado, desde UGT conseguimos comprometer unos fondos durante la vigencia del Acuerdo y Convenio, que se repartirán por igual para todos los trabajadores y trabajadoras en tanto no esté desarrollado el sistema y cuyo primer pago ya se realizó el pasado año 2019. Así, se consignaron unas partidas de 8 millones de euros para cada año en 2019 y 2020. UGT, como sindicato más representativo a nivel estatal, consiguió a través de un Acuerdo en el ámbito estatal que en el 2020 se incluyeran 2 millones más a la carrera profesional, superando los diez millones para ese año.

Puedes informarte más sobre la carrera profesional horizontal, pinchando aquí.

Pero queda lo más importante por hacer

Falta diseñar todo el sistema, el de la carrera y el de evaluación del desempeño. Cuando presentemos las propuestas, queremos que las de UGT sigan siendo las mejores, y por eso pondremos en marcha de nuevo los grupos de trabajo en la materia.

Tenéis también que saber que la carrera para el personal funcionario se tiene que regular a través de la ley de la función pública, y este es uno más de los motivos por el que no paramos de presionar desde UGT a todos los partidos políticos para que se pongan por fin a  actualizar una antigualla de ley de Función Pública de la Comunidad de Madrid del año 1986.

Y será muy importante también que, mientras este desarrollo llega, se negocien y se afiancen nuevos fondos económicos para los próximos años, y que así no se pierda ni quede relegado a futuro este derecho que tanto nos costó conseguir en la pasada negociación.

Como veis, los próximos años serán fundamentales en esta materia. UGT tiene las ideas claras.       

Sois nuestra Fuerza, Somos UGT