La Comunidad de Madrid excluye a la representación de los trabajadores en la elaboración de la ley de la sociedad del aprendizaje

Al igual que en la anterior legislatura cuando se intentó poner en marcha una Ley de Universidades (LEMES), y que finalmente no salió adelante por diversos motivos, nuevamente el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha ocho grupos de trabajo para recabar propuestas ante, de nuevo, un Anteproyecto de Ley de Universidades pretendiendo excluir a los representantes de los trabajadores y trabajadoras de las universidades madrileñas. CAMBIA EL CONSEJERO PERO NO LAS FORMAS.

Entre los citados grupos existe uno dedicado específicamente a “PERSONAL”. No es que consideremos que no debemos estar en el resto, pues es imprescindible nuestra presencia en todos ellos, pero las normas básicas de la negociación colectiva establecen como materia propia lo relativo al personal. Para UGT es imprescindible la participación sindical en todo aquello que afecte o puede afectar a las condiciones laborales de las plantillas.

Cierto que estos grupos de trabajo no pueden considerarse como parte de una negociación, pero sí de la participación encaminada a elaborar una norma que afectará a los trabajadores y trabajadoras de las universidades. Consideramos que, por cuestiones de sentido común y eficacia, se debe contar con los sindicatos desde el inicio, lo que agilizará el procedimiento, será un garante de democracia y transmitirá un mensaje de voluntad real de colaboración y participación.

Y ello, más allá de nuestra posición ante las propuestas realizadas por dicho equipo, con las que podemos estar de acuerdo o en desacuerdo, pues algunas de ellas nos parecen, a priori, peligrosas, dado que podrían suponer un importante recorte de derechos laborales, precarización y externalización del empleo.

POR TODO ELLO, UGT HA SOLICITADO UNA REUNIÓN CON EL CONSEJERO DE CIENCIA, UNIVERSIDADES E INNOVACIÓN CON EL FIN DE BUSCAR SOLUCIONES A LA SITUACIÓN PLANTEADA, EN LA CONVICCIÓN DE LA NECESIDAD DE CREACIÓN DE LA MESA DE UNIVERSIDADES. LA ELABORACIÓN DE UNA LEY DE UNIVERSIDADES MADRILEÑAS EXIGE LA PRESENCIA DE LOS SINDICATOS COMO REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS, Y DE NO ACTUAR EN ESTE SENTIDO SERÁ UN ERROR AL QUE NO VAMOS A CONTRIBUIR.