El enigma de las cifras

La Consejería de Educación sigue teniendo problemas para conocer los datos del sector que gestiona.

En la comparecencia en el Pleno de la Asamblea de Madrid del día 6 de febrero, el Consejero de Educación y Juventud y la portavoz de educación del Partido Popular en la Asamblea de Madrid, dieron una serie de datos irreales sobre la educación madrileña, a juicio de UGT.

Manifestaron que se había hecho una oferta de empleo de 12.143 plazas desde 2017. La realidad es que la cifra es 10.003 puestos de trabajo, distribuidas de la siguiente forma: 2017, 1400  plazas; 2018, 2200 plazas; 2019, 3500 plazas y 2020, 2903 plazas, esta última oposición aún no ha sido convocada y se encuentra en fase de negociación.

UGT considera, como ya hemos explicado en numerosas ocasiones, que de este modo no se podrá cumplir en Madrid con el Plan de Estabilidad de Empleo Público que pretende rebajar al 8% la tasa de interinidad y cuyo plazo termina en 2021.

En esa misma sesión de Pleno se acordó crear una Comisión Parlamentaria para el estudio del “reto demográfico y la despoblación”, defendida por varios portavoces en base a la necesidad de aumentar la población a través de medidas de fomento a la natalidad.

Desde UGT queremos recordar al Gobierno Regional que muchos de los funcionarios docentes pasan muchos años, a veces más de diez, en situación de expectativa de destino. Y maestros provisionales, cambiando anualmente de lugar de trabajo, lo que provoca, en muchas ocasiones, cambio de domicilio y unas condiciones personales y familiares que dificultan su deseo de formar una familia y tener hijos. Y cuando al fin obtienen un destino definitivo puede encontrarse lejos de su municipio de vivienda, lo que le obliga a participar anualmente en el concurso de traslados, al objeto de acercarse al mismo. Hay que recordar que las plazas que se sacan a Oferta de Empleo Público son estructurales, antes y después del proceso de oposición, por lo que no se justifica tener a estos trabajadores y trabajadoras en la mencionada situación de constante traslado.

Por ello, UGT propone como medida de mejora de las condiciones laborales, así como para el fomento a la natalidad para el sector del profesorado público, que se acabe con la situación de expectativa de destino y se planifique de forma que puedan obtener un destino definitivo de forma rápida y lo más cerca posible de su domicilio familiar.

(Enlace al comunicado de prensa)