La Comunidad de Madrid acepta una oferta temeraria para gestionar el Laboratorio Central de Análisis Clínicos, un millón de euros más barata que la actual.

El Partido Popular ha convertido la Comunidad de Madrid en una subasta de servicios públicos, vendiéndolos a la baja para beneficio de los especuladores. Ahora le toca el turno al Laboratorio Central de Análisis Clínicos, que continuará siendo un lucrativo negocio para la empresa privada que puja más bajo. Está en juego la salud de más de un millón y medio de madrileños.

La empresa Analiza ha sido propuesta para la adjudicación de la explotación de los análisis clínicos de los madrileños por un millón de euros menos que la actual empresa BRSalud. La Comunidad de Madrid, lejos de haber recuperado este servicio público para gestionarlo directamente, prefiere entregar el dinero público para que otro lo haga.

Desde UGT ya hemos denunciado en reiteradas ocasiones que el beneficio empresarial sale necesariamente de la merma de la calidad del servicio y de las condiciones laborales de sus profesionales. Estos trabajadores que actualmente tienen menos derechos laborales que el resto del personal del Servicio Madrileño de Salud, no tienen ninguna garantía de mantener su puesto de trabajo ni su situación laboral.

Ahora la Unidad de Contabilidad Financiera y Análisis de Costes de la Comunidad de Madrid, concluye que no hay baja temeraria en la oferta de la empresa Analiza, que ha presentado un presupuesto mucho más barato que las demás, cuando en la actualidad ya son escasos los recursos con los que trabajan estos profesionales, causando falta de personal y de innovación tecnológica. La rebaja del presupuesto, sin duda afectará a la calidad del servicio y a la salud de los madrileños.

La Comunidad de Madrid, nunca ha explicado la eficiencia de privatizar este servicio, malgastando el dinero público en favor de intereses particulares y en detrimento del servicio y los derechos laborales de sus trabajadores y trabajadoras.

UGT exige a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que gestione directamente el Laboratorio Central de Análisis Clínicos o que explique en qué medida se beneficia la ciudadanía de la Comunidad de Madrid con este expolio de recursos públicos.