Premios 8 marzo: Sección Sindical Centro Cometa, Rogelia Mariña, Paloma Vaquero y el IES Miguel Fernández Melilla

El próximo lunes, 4 de marzo, a partir de las 11.00 horas, la Unión General de Trabajadores celebrará la XXIV Edición de los Premios “8 de marzo” 2019 en el Salón de Actos de su sede en Avenida de América 25.

En esta edición y tras analizar todas las propuestas recibidas, el Jurado ha acordado otorgar estos Premios a:

Premio al trabajo sindical a la Sección Sindical en el Centro Cometa, por la lucha sindical en la defensa de los derechos de los trabajadoras y trabajadores en situación de discriminación.

Desde 2009 la sección sindical de UGT de este centro ha trabajado muy duro para conseguir, por un lado, numerosas mejoras en las condiciones laborales de la plantilla y por otro, avances muy significativos en los servicios que ofrece la empresa a las víctimas de violencia de género. El Centro Cometa es un centro especializado en el control y seguimiento telemático de las medidas y penas de alejamiento en el ámbito de la violencia de género.

A través de escritos, negociaciones y movilizaciones, la Sección Sindical de Cometa denunció, por ejemplo: la falta de personal para la carga de trabajo, la elevada rotación y contratación temporal, la obsolescencia de los dispositivos de control y la mala gestión y escasa evaluación de la empresa. Además, advirtió de los riesgos psicosociales derivados de prestar un servicio con una sensibilidad tan específica y dio visibilidad a los problemas que podía generar la falta de personal.

Tras las denuncias, el equipo de UGT en Cometa consiguió, entre otras muchas cosas, que se duplicara la plantilla en el centro, que se reconociera un plus de actividad de 120 euros y se diera formación específica en violencia de género a las trabajadoras y trabajadores, así como la revisión y mejora de los dispositivos electrónicos de control para hacer efectivo el derecho de la víctima a su seguridad.

Premio a la trayectoria sindical a Rogelia Mariña y Paloma Vaquero, como reconocimiento a su trabajo sindical, enfocado a la consecución de un modelo de sociedad progresista.

Rogelia Mariña, trabajadora y sindicalista en Sargadelos donde, después de 44 años y tras ser incluso propuesta para formar parte del Consejo de Administración, ha sido víctima de una persecución sindical por parte del administrador único de la empresa por el mero hecho de defender los derechos laborales de sus compañeros.

Los problemas para Rogelia comenzaron con Segismundo García, que no acepta que se gestionen las relaciones laborales con criterios y principios propios de una sociedad libre y democrática. Rogelia, que era la presidenta del Comité de Empresa, se convierte en el blanco de las prácticas anacrónicas y persecutorias del dueño de Sargadelos y después de una campaña contra ella en la que hubo coacciones y amenazas para que sus compañeros la revocaran como representante sindical, es despedida por reivindicar el cumplimiento del convenio colectivo en todos sus términos y condiciones. El despido ha sido considerado nulo por el Juzgado de lo social y el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Rogelia Mariña ha sido víctima de uno de los ataques más descarados a la libertad sindical de los últimos años, pero se ha mantenido firme. Es todo un ejemplo de sindicalismo a pie de empresa, de la lucha diaria y continua por el futuro de los puestos de trabajo de una empresa que además ha sufrido serias dificultades económicas. Tras 30 años de lucha sindical, parte de la historia de este sindicato.

Paloma Vaquero, gran sindicalista y defensora de los derechos por la igualdad, fue una de las primeras mujeres que se incorporaron al Ayuntamiento de Madrid como Policía Municipal, un colectivo muy masculinizado en el que lleva luchando desde hace 38 años para mejorar las condiciones laborales de sus compañeros y compañeras.

Afiliada a UGT desde 1983 ha tenido puestos de responsabilidad dentro del sindicato desde 1994 cuando entró en la Comisión Ejecutiva de la Sección Sindical del Ayuntamiento como secretaria de política sindical y desde entonces ha estado en esa secretaría llevando la negociación colectiva y también como secretaria de Acción social e igualdad hasta la actualidad.

Fue la primera mujer Secretaria General de la Sección Sindical de Policía. Emergencias y Movilidad, que representa a 10.000 trabajadores en colectivos con un gran techo de cristal y, entre otras cosas, ha negociado el primer Plan de Igualdad en el Ayuntamiento de Madrid, diversos acuerdos y convenios, muchos acuerdos sectoriales y de conciliación donde la igualdad ha sido siempre una prioridad para ella.

Ver más…