Reunión del Presidente de Correos con las Organizaciones Sindicales

Partimos de un razonamiento lógico. Si hay un gobierno que puede entender de la justicia de las actuales reivindicaciones de los 50.000 trabajadores postales, ese, debería ser el actual gobierno progresista. Por ello UGT considera que el actual proceso de movilizaciones (que se inició con el gobierno anterior) debería ser entendido y atendido, con una sensibilidad especial, por parte de los responsables de dar una respuesta a nuestras expectativas.

En la reunión mantenida el pasado jueves con el nuevo Presidente de Correos, los cuatro sindicatos que llevamos promoviendo el actual proceso movilizador escuchamos un discurso de respuesta a nuestras posiciones coherente con lo que se espera de un gestor nombrado por el Gobierno socialista y en el que destacamos, además de la intención de impulsar la calidad del Servicio Postal Universal promoviendo en paralelo una política de crecimiento y expansión de Correos, la voluntad política y el compromiso personal para recoger las demandas de los sindicatos en sus propias negociaciones con los ámbitos decisorios (SEPI, Hacienda y Fomento).

Es necesario un plan trienal que contemple la restauración del empleo perdido (15.000) en estos últimos años y que permita reducir la tasa de temporalidad actual del 30% a un objetivo del 8%. No se trata -solo- de fortalecer la red de distribución y de oficinas para atender los nuevos proyectos (Acuerdos con Amazon y AliBABA) ligados al crecimiento de la paquetería. También es lógico que tal decisión devuelva a los compañeros (en especial a carterías, rurales, pabellones y oficinas) a la normalidad después de estos años de reajustes que han provocado recargos, situaciones conflictivas y precariedad en el empleo por la proliferación de contratos a tiempo parcial en algunas de las áreas afectadas. Por tanto, la demanda de UGT y otros sindicatos de un plan de empleo ambicioso responde a objetivos comunes. Crear empleo y de calidad a futuro en Correos será beneficioso para el Servicio Público, para la competitividad de la empresa y para recobrar un clima de normalidad en los centros de trabajo que repercutirá positivamente en los trabajadores.

Respecto del asunto salarial. UGT considera que no procede jugar al “mercadeo” y a la “subasta” sindical. Es un tema serio que afecta a todos los que trabajan en Correos que han sufrido en estos años unos recortes salariales tan dañinos como injustos. En la “cosa” salarial hay una visión sindical común, existe una deuda con los empleados postales que han aguantado estos años de “sequia” en sus retribuciones sin por ello perder un ápice de profesionalidad y de aporte de productividad. Los postales han soportado sin pestañear la acomodación paulatina del monocultivo de la carta a la irrupción del reparto de paquetes asumiendo los nuevos retos incluso sin tener los medios adecuados (ni personal suficiente ni útiles de trabajo) para dar salida a la avalancha paquetera. Y sin compensación alguna al aumento de la productividad.

La cuestión salarial es un punto en el que UGT hizo especial hincapié el pasado jueves. Nosotros no consideramos que un posible “plan de empleo” deba de aminorar la expectativa de la gente por conseguir ajustar la deuda retributiva en Correos. UGT no tiene un “interés especial” en enfatizar una cosa a cambio de otra. Cierto es que no es una tarea fácil para el nuevo Presidente el conseguir que los Ministerios del gasto entiendan nuestras/sus razones. Es un reto para cualquier Presidente de Correos (para el anterior fue casi un suplicio y su buena voluntad no fue suficiente para convencer al Sr Montoro). Del actual esperamos un buen resultado dada su probada capacidad política. Por ello el pasado jueves fue oportuno el compromiso de iniciar los contactos Sindicatos/Correos para explorar las posturas de ambas partes en tanto dejamos que el propio Presidente mantenga su propia negociación con la SEPI y Ministerios aludidos que tendrán la capacidad de dar la luz verde para llegar a un Acuerdo.

Seguir leyendo UGT INFORMA