Proyecto del Estatuto de personal investigador en Formación: Esperamos que esta actitud cambie

El 23 de octubre ha tenido lugar en el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades una “reunión informativa” sobre el estado en el que se encuentra el Segundo Estatuto del Personal Investigador en Formación.

Tras un año de conversaciones del anterior Ejecutivo con los Sindicatos representantes del Sector, el texto fue puesto a consulta pública entre el 3 y el 21 de septiembre de 2018, tras los informes de la Secretaría General Económica y el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que parece se mejoraron la redacción del texto y modificaron algunos aspectos de la memoria de impacto (género…), tal y como también hizo la Oficina de Calidad Normativa dependiente de Presidencia.

La nueva Subdirectora General de Coordinación de OPIS, Yolanda Rozas Toribio nos informa de  que la consulta fue respondida por 67 afectados, resumiendo sus alegaciones en cuatro temas:

  • El futuro Estatuto, regulado por Real Decreto, en ningún momento puede modificar un Convenio Colectivo, con lo cual, queda enmanos de la negociación colectiva individual de cada Universidad la inclusión de este colectivo en sus Convenios.
  • Se mantiene la nueva posibilidad de poder leer las tesis al final del tercer año de contrato predoctoral, pudiendo en ese caso continuar un año más con el contrato para temas de perfeccionamiento.
  • Como novedad, la colaboración docente de los predoctorales será de 180 horas en total, no pudiendo superar las 60 anuales. En todo caso, esta colaboración será voluntaria.
  • Y por último, y el tema que más importancia tiene, es que finalmente, tras el informe del Ministerio de Trabajo, el contrato no genera derecho a indemnización a su finalización.

La UGT exige el derecho a indemnización considerando que, a pesar de lo afirmado por el Gobierno, no existe ningún impedimento legal y más teniendo en cuenta el Acuerdo de Presupuestos Generales para 2019 firmado por el PSOE y Podemos, donde se especifica la intención del Gobierno de introducir este derecho en estos contratos singulares. Con respecto al incremento salarial previsto para la totalidad de los empleados públicos, exigimos que también sea efectivo para este colectivo.

Por último, la UGT denuncia que las reuniones mantenidas no han tenido un carácter negociador más allá de intercambiar propuestas y según la información que nos han facilitado, el texto se leerá en el Consejo de Política Científica el próximo 6 de noviembre y después será tramitado por la vía de urgencia en la Dirección General de Función Pública y en el Consejo de Estado.

Lamentablemente, durante los últimos años no ha habido una negociación real con la UGT y el resto de sindicatos en los temas que afectan a las condiciones sociolaborales de los yrabajadores y trabajadoras. Esperamos que esta actitud cambie. Así lo vamos a exigir.

Os mantendremos informados de cualquier novedad