Firmado Acuerdo para la mejora de la red de Centros de protección de menores

En el día de hoy UGT, junto con otros sindicatos, ha firmado con la consejera de Políticas Sociales y Familia, un acuerdo para la mejora de la red de protección de menores. Este acuerdo, aunque producirá efectos en toda la red, afectará especialmente a los dos centros de primera acogida: Hortaleza e ICE, que se encuentran en una situación insostenible.

Hoy a última hora de la mañana, apurando hasta el último momento los más mínimos resquicios de negociación, hemos procedido a la firma del acuerdo para la mejora de la red de Protección de Menores en general y de los Centros de Primera Acogida en particular.

Este acuerdo nace lleno de luces y sombras, a saber:

En la parte positiva incluye un catálogo de previsiones/compromisos de dotación de medios materiales y humanos que, de llegar a materializarse supondrá la puesta en marcha de varias de las propuestas y reivindicaciones que UGT viene exigiendo en los últimos años.

Para aliviar la situación de sobreocupación de los Centros de Primera Acogida, la reducción de la estancia al mínimo necesario para su valoración  y la derivación más ágil de los niños y niñas a los recursos más adecuados, UGT ha propuesto, como única solución duradera, la creación de recursos estructurales, públicos y de gestión directa, que refuercen la red con nuevas plazas que cubran los perfiles individuales de cada menor. En este sentido el acuerdo compromete:

  • La creación y puesta en funcionamiento en el primer semestre de 2019 de 78 nuevas plazas de gestión directa dotados de la plantilla necesaria de nueva creación.
  • Centro El Pinar.- 26 plazas
  • Nuevo Centro de gestión pública.- 40 plazas
  • Albergue de Vista Alegre.- 12 plazas

La recuperación del Albergue de Vista alegre supone además abrir la puerta a otra de las propuestas prioritarias de UGT, como es la creación de recursos de baja intensidad.

Además de estos recursos públicos y estructurales, la situación de emergencia precisa de medidas adicionales e inmediatas que liberen a las Primeras Acogidas del hacinamiento actual. Para ello el acuerdo contiene la adjudicación de 120 plazas concertadas más 40 adicionales en un nuevo equipamiento de gestión indirecta.

Para UGT, la habilitación de plazas de gestión indirecta no es la mejor forma de garantizar la calidad de un servicio que entendemos como necesariamente público. Sin embargo lo valoramos como una solución momentánea para paliar la urgencia que vivimos. Es un “parche” necesario.

Las sombras se refieren a la solución transitoria que se plantea. El traslado de 38 menores del CPA Hortaleza a un grupo habilitado en las instalaciones de ICE.

Se dota este grupo de 14 educadores de nueva contratación más otros 6 que prestan servicio actualmente en Hortaleza, 2 auxiliares de hostelería y dos ayudantes de cocina.

También se reforzarán los servicios de mediación intercultural y vigilancia en ambos centros.

Es fundamental asegurar el carácter temporal de esta medida que, aunque supone la implementación de personal para la atención de este grupo de adolescentes, es innegable que supondrá una carga de trabajo extra y un aumento de la conflictividad en y alrededor del ICE por la presencia e interacción de estos menores con el resto de residentes en este centro, que recordamos, está pensado y se dedica específicamente a la atención a menores de 0 a 14 años.

Hemos hecho el mayor de los esfuerzos por incluir en el acuerdo las mayores garantías para defender el proyecto ICE. Así, se recoge que “en el momento en que la situación se normalice, ICE revertirá a los términos anteriores al traslado de los 38 menores, recuperando el tramo de edad de 0 a 14 años en sus plazas.

Pero la herramienta de control mas valiosa e importante incluida en el acuerdo es la inclusión de nuestra exigencia número uno para plantearnos suscribirlo, la constitución de una Comisión de Seguimiento para el análisis de todo lo que se vaya produciendo, los problemas que puedan aparecer y el abordaje de las soluciones necesarias. Esta comisión se constituirá, tras la presión ejercida por UGT el próximo día 5 de noviembre y contará con la participación de trabajadoras y trabajadores de los dos centros. Para mayor garantía de temporalidad, se recoge también a petición de UGT la revisión de la situación en el plazo de 6 meses con el fin de valorar la reversión del traslado.

Hemos llegado a este acuerdo tras dos reuniones maratonianas con la Gerencia de AMAS y la DG de la familia y el menor donde tanto los trabajadores y trabajadoras representantes de Hortaleza e  ICE como las centrales sindicales (las propuestas fueron solamente, hay que decirlo, de dos sindicatos, para más señas, “de clase”), aportaron las necesidades y planteamientos prácticos de los dos centros. La voz de ambas plantillas se transmitió a partir de las asambleas celebradas en las Primeras Acogidas antes de la negociación y sirvió para introducir medidas y mejorar condiciones para el acuerdo final.

Se llegó a exprimir al máximo el margen de negociación, todos los presentes lo saben. Una vez llegados a un documento que todas y todos decidimos asumir, se sometió ayer a sendas asambleas en Hortaleza e ICE. El resultado fue dispar. Mientras la asamblea de Hortaleza refrendó con sus votos la firma del acuerdo, las trabajadoras y trabajadores de ICE presentes decidieron rechazarlo.

Entendemos y respetamos dicho posicionamiento. Sabemos que no se trata de falta de solidaridad, más que demostrada por la plantilla de ICE, sino de exceso de desconfianza. Esta falta de confianza en los acuerdos por parte del personal de este centro no debe sorprender, pues venimos de una larga lista de incumplimientos y previsiones olvidadas por parte de la Administración en lo que atañe a menores y a las condiciones de trabajo del ICE particularmente. Valoramos la implicación, las propuestas y, sobre todo el trabajo denodado de esta plantilla tan castigada, con la misma intensidad que asumimos su imposibilidad de refrendar este o cualquier otro acuerdo.

No podemos sino comprometernos a redoblar nuestros esfuerzos por vigilar el cumplimiento de lo acordado y velar ante cualquier peligro que aceche en el transcurso de estas medidas excepcionales, al proyecto de Centro de ICE, que debe volver a lo que fue antes de las urgencias que han afectado y modificado la esencia misma de esta Primera Acogida.

Estaremos vigilantes hasta el extremo y la respuesta al incumplimiento de lo firmado, el fraude a la confianza que hayamos podido salvar, no puede ser otra que la movilización, la vuelta a la calle. Estamos preparados para ello. Sois nuestra Fuerza, Somos la Unión.

Ver Acuerdo