TÉCNICO/A AUXILIAR ÁREA C (Educativo-cultural): “lo rozamos con la punta de los dedos”

Tal como nos habíamos comprometido, UGT planteo en la mesa de negociación la propuesta de subida de nivel del antiguo Técnico Auxiliar Área E (Educativo),Nivel 3, a Técnico especialista II Área C (Nivel 5), con lo que se reconocería la especialización y cualificación requerida para el trabajo que se realiza diariamente y dignificar así la labor que se lleva a cabo fundamentalmente en los ámbitos de la discapacidad, menores y ARRMI por este colectivo.

La administración, que por su parte propone subir de nivel a los Técnicos Auxiliares del ARRMI de Nivel 3, a Técnico Especialista II, Nivel 5, (lo cual era coincidente en parte con nuestra propuesta), ve inasumible la propuesta de UGT, “subir a Nivel 5 a TODOS los Técnicos Auxiliares “E”, pues según ellos, esto conllevaría también, tener que subir a Nivel 5  a los Técnicos Especialistas III (Nivel 4) de la consejería de Educación, con el alto  coste económico que esto supondría.

Después de realizar UGT un consistente alegato sobre los motivos que nos empujan a defender esta histórica reivindicación, la administración entiende por fin la necesidad de reconocimiento del trabajo  que se realiza y nos plantea la siguiente propuesta:

  • “Subir a Técnico Especialista III, Nivel 4 a todos los Técnicos Auxiliares “E”, entendiendo que esta subida sería razonable y asumible por la administración.

Desde UGT consideramos que aunque no era lo justo, podría ser un paso importante para conseguir nuestro objetivo y facilitar así la futura subida a nivel 5 en el medio plazo, ya que ahora se nos presentaba imposible. Y cuando lo rozábamos con la punta de los dedos, convencida ya la administración y solo faltaba el posicionamiento de los demás sindicatos: AMBOS SE POSICIONARON EN CONTRA, alegando que “o subían todos (los niveles 3) o ninguno”. Es decir, lejos de argumentar razonadamente su posición contraria a la propuesta de la administración, bloquearon (pidiendo un imposible) lo que tanto esfuerzo y trabajo nos había costado conseguir a UGT, echando a perder tanto la SUBIDA DE UN NIVEL PARA TODA LA CATEGORÍA, como  el mantenimiento de estos profesionales en una CATEGORÍA ÚNICA. Esta argumentación choca frontalmente con el posicionamiento mantenido en la mesa con los Técnicos Auxiliares del ARRMI, los cuales han subido a Nivel 5 sin ningún tipo de oposición por  parte de estos mismos sindicatos; desoyendo las advertencias que desde UGT realizamos sobre las consecuencias de desmembrar la categoría y  dejar aislados con esta decisión y sin ningún tipo de movilidad a los futuros TÉCNICOS ESPECIALISTAS EN CENTROS DE EJECUCIÓN DE MEDIDAS JUDICIALES del ARRMI, condenándolos a estar en un  gueto.

UGT TIENE CLAROS SUS COMPROMISOS Y LOS CUMPLE, A VER QUÉ EXPLICACIONES PUEDEN DAR LOS ARTÍFICES DE “LO QUE PUDO HABER SIDO Y NO FUE”