Convenio y Acuerdo: Las trabajadoras no estamos visibilizadas

UGT ha sido la única organización sindical presente en la negociación que ha presentado sus propuestas con lenguaje inclusivo y que ha defendido que estos textos lo llevaran.

Lo hemos defendido no solo porque la Ley de Igualdad mandata a los poderes públicos para la “implantación de un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo y su fomento en la totalidad de las relaciones sociales, culturales y artísticas”. También desde el convencimiento, pues como dice nuestra guía sindical para el uso de lenguaje no sexista, que UGT editó en el año 2008, “el lenguaje es el elemento que más influye en la formación del pensamiento en el ser humano, lo que deriva en la construcción de esquemas mentales, estereotipos y conceptos abstractos con los que nos desenvolvemos en la vida diaria”.

La Administración nos aceptó algunas propuestas (presidencia en lugar de presidente, etc.), pero no asumió ningún desdoble, ni siquiera simbólico, cuando estos giros no eran posibles. Resultado: las trabajadoras seguimos siendo trabajadores, o jefes, o directores. Eso sí, se han mantenido las tres categorías, y solo estas tres, que ya recogía el anterior Acuerdo Sectorial en femenino y que siguen en femenino en el texto actual: secretaria, cuidadora y auxiliar doméstica.

Por tanto, y siendo positiva esta nueva actitud de acercamiento por parte de la administración, para UGT es insuficiente y seguiremos defendiendo el lenguaje integrador en todos los textos administrativos y laborales.

Mucho más decepcionante ha sido la postura de las demás organizaciones sindicales que, lejos de mostrar interés por el asunto, manifestaron incluso su desagrado. Quizás la explicación sea la poca participación de mujeres representando a esas organizaciones en una mesa negociadora que afecta a una plantilla que ronda el 75% de trabajadoras. Quizás sea este el motivo, porque en la mesa donde negociamos el Plan de Igualdad y la presencia de mujeres ya es significativa, esas mismas organizaciones cambian su discurso y piden lenguaje no sexista. ¡Qué derroche de coherencia!

Que además en el Plan de Igualdad la administración esté admitiendo el desdoblamiento del lenguaje sin ningún problema, viene a demostrar que si en la mesa negociadora la postura de CCOO y CSIT-UP hubiera sido reivindicativa, ahora mismo tendríamos un Convenio y un Acuerdo, donde la visibilidad de las mujeres, de las trabajadoras, sería ya un hecho.

                     

Vosotras sois importantes para UGT

 Sois Nuestra Fuerza, Somos la Unión