La Consejería de Educación aplaza, por orden de Hacienda, el abono de pago de los meses de julio y agosto a algunos interinos y el pago del incremento de sexenios.

La semana pasada en la reunión mantenida con los titulares de las Viceconsejerías se llegó al acuerdo de que se abonaría en  la próxima nómina en la que sea posible tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, el incremento del 1,75% de salarial con carácter retroactivo desde enero de 2018, así como el incremento de los sexenios y el pago del verano a los interinos con más de siete meses trabajados.

En el día de ayer los teléfonos de UGT no dejaron de sonar, eran interinos angustiados ante la comunicación que recibían de nóminas o de las Direcciones de Área Territorial informándoles a que quienes cesaron antes del 30 de junio, con nombramientos de 211 o más días, no les iban a abonar los meses de julio y agosto, porque había llegado una contraorden de Hacienda que impide el pago a este colectivo hasta el mes de septiembre. La excusa es el abono del incremento del 1,75, contemplado en los Presupuestos Generales del Estado, para los trabajadores públicos, lo que supone “mucho lío” e impide hacer todos los pagos al mismo tiempo. La Consejería se ha comprometido a seguir negociando con Hacienda y a  intentar solucionar el problema.

UGT se puso en comunicación con RRHH, quien informó que la Consejería de Hacienda necesita un aplazamiento de dicho pago, junto con el correspondiente al incremento de sexenios a los funcionarios, que se abonarán en la nómina de septiembre. ¿Quién les avalará cuando tengan que pedir préstamos para sobrevivir hasta septiembre? ¿La Consejería de Hacienda, Recursos Humanos de la Consejería de Educación? Con la vida de los trabajadores no se juega y los acuerdos hay que cumplirlos. UGT  considera inaceptable que los asalariados y sus familias tengan que pagar las consecuencias de una mala gestión, ni que los derechos de unos colectivos queden supeditados a los de otros.

Los interinos son un colectivo muy  castigado; vulnerable, con empleo precario y sin ninguna seguridad laboral. La gran mayoría de ellos tienen hijos que mantener e hipotecas que pagar, si no se les abona los meses de verano, en tiempo y forma, les estamos condenando a la precariedad, además de incumplir el Acuerdo Sectorial firmado en Enero de 2018 y la palabra de la Consejería, que hace menos de una semana se comprometió a ello.

UGT se exige al Gobierno Regional que resuelva sus problemas de competencias entre Consejerías y abone los salarios de estos funcionarios interinos en las respectivas nóminas de julio y agosto, como al resto de los funcionarios.