UGT exige la convocatoria de mesa técnica de EOI para tratar la regulación de estas enseñanzas y evitar que se legisle de espaldas a los trabajadores del sector

eoiLa Consejería de Educación e Investigación ha realizado un borrador de Decreto que pretende ordenar las enseñanzas que se imparten en las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI), para ello ha procedido a reunirse con las direcciones de estos centros, quienes habían presentado un documento de propuestas de las que la Administración no ha recogido ninguna, ni ha procedido a reunirse con los representantes de los docentes a través de la mesa de negociación.

El borrador presentado por la Consejería introduce novedades que, a juicio de UGT, empeoran las condiciones de enseñanza para el alumnado, dificulta la labor docente y puede incidir en el incremento de los centros privados en el sector. Por cuanto:

  • Reduce el número de los cursos pero no el total de horas necesarias para obtener la certificación.
  • Reduce a un único curso del nivel básico de Idiomas que, salvo en el caso de Inglés, ocupa el 60% de la matricula actual de las EOI.
  • Ofrece la posibilidad de que el nivel básico se imparta en centros privados.
  • Establece el currículo de Idiomas en tres niveles y en tres modalidades: presencial, semipresencial y a distancia, sin embargo, solo desarrolla el modelo presencial.
  • No ofrece una formación específica del profesorado para la enseñanza a distancia.
  • No aborda la modernización de las infraestructuras que haga posible afrontar las modalidades en línea.
  • Propone una oferta asimétrica de 90, 120, 150 y 180 horas, lo que significa una reducción de grupos.
  • Perpetúa una ratio de 25 alumnos/as y excepcionalmente de 30, lo que dificulta la buena formación y desarrollo de las destrezas orales y escritas del alumnado

Por todo ello, UGT exige:

La paralización de la tramitación de este borrador de Decreto y la inmediata convocatoria de una mesa técnica para debatir y negociar la ordenación de las enseñanzas de las Escuelas Oficiales de Idiomas y elaborar una normativa que sea fruto del consenso y se adapte a las necesidades sociales de la Comunidad de Madrid.