UGT propone la reversión de condiciones y recortes en las Escuelas Infantiles de titularidad de la Consejería.

escuela-infantilesEl pasado lunes 27 de noviembre, el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT Madrid, junto con el resto de las organizaciones que forman parte de la Mesa de Agentes Sociales de Educación Infantil en la Comunidad de Madrid, mantuvimos una reunión con el Director General de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, tal y como desde la Mesa habíamos solicitado unas semanas antes.

En todo momento quisimos trasladar nuestra preocupación por la situación de las escuelas infantiles cuya titularidad pertenece a la Comunidad de Madrid, y reivindicamos la reversión de las condiciones y los recortes impuestos por el Decreto 18/2008, de 6 de marzo, que establece los requisitos mínimos de los centros que imparten primer ciclo de Educación Infantil, por el que se aumentaban las ratios, disminuían los espacios, rebajaban las condiciones laborales de los trabajadores,  y planteaban unos pliegos de concurso donde se priorizaban los proyectos más económicos sobre los educativos y las propuestas pedagógicas.

Rechazamos rotundamente  la  subasta de escuelas que se ha producido en  los últimos años y que  prima la  entrada de  empresas que abaratan costes  repercutiendo esta bajada directamente en   los trabajadores y trabajadoras, en  el alumnado y en  las familias, empeñados en mantener la calidad de la enseñanza.

Planteamos también la situación generada desde  hace unos meses por  el Ayuntamiento de Madrid al crear su propia red de escuelas y sacar sus propios pliegos de adjudicación, que ha provocado que nos encontramos en un mismo barrio con  escuelas de titularidad pública con situaciones muy distintas  en cuanto a tasas,  personal de apoyo y atención por aula  y condiciones laborales y retributivas de los trabajadores.

Ante esta desigualdad UGT reclama una equiparación con las condiciones que tienen las escuelas municipales de Madrid Capital, y pedimos a la Consejería de Educación e Investigación que el ahorro económico que supone la salida de su red de estas escuelas infantiles  no se destine  incentivar la red privada, mediante el cheque guardería, si no a revertir la situación precaria de sus propias escuelas: bajando tasas, mejorando ratios, mantenimiento de edificios y mejorando las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras.