Asamblea de Delegados y Afiliados 13 diciembre

P1090800_retocadaAnte cientos de delegados sindicales de UGT y CCOO, el compañero Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha denunciado la dramática situación que están viviendo los trabajadores y trabajadoras de todo el Estado español en estos últimos años. Con el pretexto de la crisis económica se han aplicado unas políticas regresivas enmarcadas en los principios neoliberales que animan los gobiernos del Partido Popular, según las directrices de la Comisión Europea y el FMI. Estas medidas económicas han sido un fracaso y se han traducido en un recorte de los salarios, un incremento del paro, una reducción de los derechos y condiciones laborales, así como un recorte masivo en la inversión del Estado en Educación, Sanidad, Investigación y Dependencia. El efecto global lo estamos viendo incluso en los datos macroeconómicos, los cuales reflejan un incremento de las diferencias sociales con una concentración de la riqueza en los tramos de población con mayores ingresos y decrecimiento de la misma entre los asalariados: los ricos más ricos y los pobres más pobres. En particular, en España esto es especialmente grave pues nos hemos convertido en un abanderado de las diferencias sociales y en reducción del estado de bienestar ya precario en comparación con los países de nuestro entorno. En España ahora tener un salario no significa salir de la pobreza.

UGT siempre estuvo en contra de estas políticas y con el nuevo Gobierno ha llegado el momento de revertir todas ellas a través de pactos entre los agentes sociales y la Administración, tanto estatal como autonómica. UGT y CCOO, como representantes de los intereses de la clase trabajadora, planteamos una movilización para visualizar la necesidad de poner en marcha medidas nuevas que promuevan una disminución progresiva de las diferencias sociales, una reactivación económica y un empleo de calidad. Por ello consideramos fundamental actuar en las siguientes líneas:

  • Una reforma fiscal integral basada en los principios de suficiencia y equidad que permita a las familias salir de la pobreza y garantice al Estado los recursos necesarios para el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad, así como de las pensiones y su poder adquisitivo.
  • Eliminación de los regalos fiscales que favorecen a las clases altas en detrimento de la clase trabajadora a costa de privatizar y recortar servicios públicos esenciales, como se viene realizando en Madrid desde hace 20 años.
  • Establecimiento de una banca pública a través del ICO y de las entidades rescatadas con fondos públicos que garantice el crédito a las familias y las empresas.
  • Derogación de la legislación regresiva promulgada en las anteriores legislaturas: reformas laborales, la Ley 27/2013, de racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, y el artículo 315.3 del Código Penal.
  • Derogación de la LOMCE y los recortes en Educación, Sanidad, Dependencia y en el resto de los Servicios Públicos.
  • Reforzar los sistemas de protección social y de igualdad real y efectiva, así como la protección de asilados y migrantes.
  • Políticas activas para el desarrollo de empleo de calidad, en especial en la Administración donde se ha producido una reducción y precarización sin precedentes del empleo, como ha sucedido en Madrid desde el año 2007.

UGT y CCOO llaman a la movilización de la clase trabajadora el próximo 18 de diciembre, para exigir un diálogo social que atienda las necesidades de la ciudadanía y permita revertir todas las medidas y recortes producidos desde 2007, la creación de un empleo de calidad con unas retribuciones que permitan salir de la pobreza, el establecimiento de un crecimiento sostenible, así como la recuperación de las libertades y derechos democráticos.