Malestar y movilizaciones en el Sector de Ayuda a Domicilio y Dependencia en Madrid por la atención a los menores.

Hoy 20 de junio las trabajadoras y trabajadores del sector de Ayuda a Domicilio y la Dependencia de Madrid se han concentrado en la Plaza Cibeles frente al Ayuntamiento, para mostrar su malestar tras la separación de la atención a menores del pliego de condiciones general del servicio de la ayuda a domicilio en Madrid. UGT junto con CCOO denuncia que la nueva situación traerá precariedad laboral y un empeoramiento del servicio a los usuarios de estos servicios.

El origen del conflicto viene motivado por la decisión del Ayuntamiento de Madrid de desligar del pliego general de la ayuda a domicilio la atención a menores.

El nuevo pliego que sacó el Ayuntamiento el pasado 26 mayo, estipula que el contrato comience el 1 de julio y recoge que la subrogación de plantilla se realice de manera parcial en jornadas de entre ½ hora y 2 horas semanales.

Esta circunstancia incumple el convenio colectivo, que determina que la jornada mínima será de 30 horas. Al ser un servicio diferente, que puede estar prestado por diferentes empresas que comparten personal y teniendo organizaciones de trabajo diferentes, turnos y jornadas coincidirán no pudiéndose realizar el servicio por las mismas personas lógicamente.

UGT no entiende como un servicio que venía funcionado durante 33 años sin problemas, ahora se desligue por decisión política de organización administrativa entre las diferentes Direcciones Generales pertenecientes al Área de Gobierno de Servicios Sociales. Además de que el nuevo pliego del Ayuntamiento no cumple lo acordado en el Convenio Colectivo.

Para UGT la organización administrativa del Ayuntamiento no puede nunca empeorar las condiciones laborales y la calidad de ningún servicio social.

A pesar de haber comunicado al Ayuntamiento los problemas de la puesta en marcha de esta nueva iniciativa, este ha hecho caso omiso y se muestra muy alejado del talante de diálogo y protección de empleo y de los servicios sociales que enarbola como señas de identidad. Por eso los sindicatos recurren a la movilización en defensa de los derechos laborales y la eficiencia en los servicios sociales.