Información sobre la promoción interna de personal funcionario

promocion-interna

Ante las numerosas preguntas que nos estáis planteando sobre la promoción interna, vamos a escribir unas aclaraciones sobre cómo está esta materia en el momento actual. En primer lugar os contaremos nuestra participación en el grupo de trabajo y en segundo lugar, la situación actual (ver entrada: “Promoción interna: desacuerdo y situación actual”).

GRUPO DE TRABAJO PARA ACORDAR CRITERIOS GENERALES SOBRE LA CONVOCATORIA:

Se constituyó un grupo de trabajo para acordar unos criterios generales que deberían regir en todas las convocatorias de promoción interna de personal funcionario, pero al no haber alcanzado un acuerdo final, la administración no garantiza que se respete todo lo acordado. No obstante, los siguientes puntos, al ser criterios propuestos por la propia administración, suponemos que sí se recogerán en las próximas convocatorias:

    • El personal funcionario podrá participar tanto en las convocatorias de la administración general como de las escalas especiales, ya sea en horizontal o en promoción cruzada
    • Podrá participar personal laboral, en todos los grupos, pero solo en horizontal y limitado a quienes realicen funciones similares.
    • La administración ha decidido que el examen consistirá en una fase de oposición (un test y un supuesto práctico) y una fase de concurso.
    • También nos ha confirmado que las personas que finalmente aprueben, tienen opción a quedarse en excedencia en el puesto por el que no opten, ya sea el de origen o el nuevo.

PROPUESTAS DEFENDIDAS POR UGT EN EL GRUPO DE TRABAJO

UGT ha trabajado desde la responsabilidad, teniendo presente tanto la necesidad de la administración de seleccionar de forma objetiva y eficiente a su personal, así como la necesidad de garantizar nuestro efectivo derecho a la promoción.

Así, desde UGT hemos conseguido que en la fase de concurso suba el peso de la antigüedad frente al peso del nivel o grado. También hemos conseguido que quienes aprueben la oposición pero se queden sin plaza, tengan algún tipo de reconocimiento, bien con una exención de presentarse al siguiente examen o con una valoración en la fase de concurso (a esta segunda opción  podrán acogerse quienes aprobaron las convocatorias del año 2006). Algún sindicato manifestó que no entendía necesario compensar a estas personas de ninguna manera.

No obstante, también fueron rechazadas algunas de nuestras propuestas, como fijar un plazo máximo para el desarrollo del proceso, nuestra petición de detallar las características de las vacantes ofertadas, o el compromiso de cobertura de las plazas que liberen las personas al promocionar.

Otras propuestas que hemos defendido, y que al no haber acuerdo final no podemos asegurar que serán recogidas en las convocatorias, son las siguientes:

    • Rebajar el número de respuestas de los test y la penalización de las negativas.
    • Para el supuesto práctico que plantea la administración, hemos defendido que se propongan dos, a elegir uno por los aspirantes.
    • Sobre las pruebas de idiomas (voluntarias y para subir nota) que plantea la administración, desde UGT hemos defendido que solo se planteen para aquellos casos en que se incluyen también en el acceso libre, que no se apliquen a los grupos administrativos, solo a grupos técnicos, y que se revise la formación que se oferta a los trabajadores en materia de cursos de idiomas, para adaptar la oferta formativa a las necesidades y exigencias de la administración.
    • Hemos pedido que el temario se detalle con concreción en sus epígrafes y sin ambigüedad, para facilitar la preparación. No obstante, no se ha entrado a valorar temarios, pues la administración entiende que es materia de convocatorias específicas y alega que el EBEP excluye a la parte social de la negociación de dichas convocatorias específicas.
    • (Para completar la información, ver noticia “Promoción interna: desacuerdo y situación actual)