El Sector AGE de la FSP-UGT denuncia el deterioro que están sufriendo los Servicios Públicos en la Administración General del Estado, en particular.

Funcionarios-oficinas-En ese sentido ha puesto de manifiesto las modificaciones de las Relaciones de Puestos de Trabajo y Catálogos que se dieron de baja por acuerdos de la CECIR, habiéndose amortizado entre 2010 y 2013 en total 23.587 puestos vacantes de personal funcionario y 9.228 de personal laboral.  

Esto provoca evidentemente un efecto negativo en la calidad de determinados servicios públicos por la insuficiencia de recursos humanos. Como paradigma ha puesto como ejemplo los Servicios Públicos Estatales de Empleo (SEPE) que con una plantilla netamente inferior a la de 2009 atiende al triple de desempleados.  

En consecuencia ha exigido al Gobierno que corrija, a través de su mayoría en el Congreso, el Proyecto de Presupuestos en el trámite parlamentario, instándole a que no ponga ningún tope a la tasa de reposición de efectivos.

En otro orden de cosas, ha puesto de manifiesto el malestar generado por el Gobierno entre los empleados públicos por el constante y prolongado empeoramiento de sus condiciones de trabajo. Prueba de ello son los datos de jubilación voluntaria de los funcionarios del régimen especial de clases pasivas que de 4.253 en 2010 han pasado a 15.788 en 2013.  

Por este motivo el Secretario del Sector AGE de la FSP-UGT ha reclamado un incremento salarial consolidable de, al menos, el 2% en los PGE para 2015 para los empleados públicos de la Administración General del Estado por justicia, coherencia y necesidad.  

  • Por justicia para empezar a paliar la pérdida acumulada de poder adquisitivo de más del 20% desde 2010. Los salarios que contempla el Proyecto de PGE para 2015 son equivalentes a los de 2007. A ello hay que añadir los recortes en materia de Acción Social, la no complementación del salario en situación de IT, el incremento de jornada, etc.
  • Por coherencia con las previsiones del Gobierno que fijan un incremento del 2% del PIB en España para 2015.
  • Y por necesidad para ayudar a activar la demanda interna dado el estancamiento previsto del sector exterior. Las exportaciones se van a ver afectadas por el deterioro económico de importantes socios comerciales de la zona euro y algunas economías emergentes.