Ante las informaciones aparecidas sobre movilizaciones en Correos

images5W0FW207La situación crítica de la negociación colectiva en Correos (Convenio/Acuerdo) fue explicada en comunicados de UGT de 22 de octubre “Convocada la Comisión Negociadora todo tiene un Límite” y de 27 de octubre “Correos cruza el LÍMITE”). La situación alcanzó el límite de lo tolerable cuando en la última reunión Correos, en lugar de presentar una propuesta concreta de negociación; se limitó a enumerar una batería de recortes: salariales, de empleo y derechos como ejes principales de su propuesta. Motivo por el cual UGT abandonó la reunión.

Decíamos en nuestros informas que a juicio de UGT la situación para los trabajadores postales en este momento es crítica por cuestiones tales como, reducciones de personal, perdidas de derechos, perdidas de salarios etc. Y por ello son cuestiones que deberían abordarse en la negociación, por lo menos intentarlo, evitando entrar en tentaciones electoralistas. Añadíamos que la preocupación por la situación debería ir más allá del análisis particular y requería de una visión común con otros sindicatos. Estos son momentos de responsabilidad y en los que el mínimo sentido común aconseja estar por encima de la búsqueda de protagonismos.

Por ello, UGT trasladó la preocupación por la situación en la mesa mediante cartas a algunos sindicatos que nos habían manifestado su disposición a hablar, incluso a CCOO que no nos había manifestado nada al respecto. UGT propuso reuniones al efecto para evaluar el estado de la negociación y estudiar la posibilidad de actuar conjuntamente. Las reuniones con CSIF y Sindicato Libre se produjeron sin problema, constatando UGT una visión coincidente de la situación y quedando a la espera de la reunión pendiente UGT-CCOO. Por el contrario CCOO después de dilatar más de un mes la reunión, sacó una nota de prensa y un comunicado con una convocatoria de movilizaciones, el mismo día y previamente a la reunión bilateral concretada con UGT. Esta forma y estilo de actuar de CCOO puede sorprender mucho (o poco), pero no por ello dejamos de pensar que, ni por las formas ni por el fondo, son de recibo.

UGT considera que la situación de fraccionamiento sindical provocada es responsabilidad de quien ha actuado de esta manera que si era buscando un absurdo protagonismo ha sido un error porque estas situaciones no fortalecen la capacidad de acción de los sindicatos sino que provocan justo el efecto contrario.

Pese a ello, UGT sigue creyendo en la eficacia de la unidad de acción en beneficio de los trabajadores pero si existe el respeto mutuo en el que podamos todos avanzar en la defensa de los derechos de los trabajadores. No renunciamos a la movilización (en breve informaremos al respecto) para alcanzar un marco de diálogo serio. Y por supuesto, estaremos siempre en el diálogo y la negociación si se respeta el papel de los sindicatos, lo que representan y existen posibilidades de conseguir un buen Convenio.