Concentración masiva en Madrid frente a la ofensiva penal contra el derecho de huelga y la actividad sindical

derecho_huelgaConvocadas por los sindicatos UGT y CCOO, cientos de personas se han manifestado esta mañana en la madrileña Plaza de Callao pidiendo la despenalización del derecho a la Huelga. La Fiscalía tiene abiertos numerosos procesos contra sindicalistas que han ejercido su derecho constitucional a la Huelga en las últimas convocatorias.

El acto forma parte de la campaña desarrollada por ambos sindicatos y continuará en las próximas semanas con iniciativas que se llevarán a cabo tanto en las calles como en el ámbito institucional, ante los procesos abiertos a centenares de sindicalistas que están afectados por procedimientos administrativos y penales tras participar en la convocatoria, extensión y organización de huelgas generales.

En la concentración han intervenido los secretarios generales de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, los secretarios generales de UGT y CCOO de Madrid, José Ricardo Martínez y Jaime Cedrún , del presidente de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Joao Antonio Felicio, y de dos de las sindicalistas imputadas: la secretaria general de CC.OO- Baleares, Katiana Vicenç y la secretaria general de UGT-Cantabria, Maria Jesús Cedrún.

La Cumbre Social estatal ha hecho público un comunicado en el que denuncia la creciente criminalización del sindicalismo de clase que se viene produciendo en los últimos años y la ofensiva penal contra el derecho de huelga, situaciones que, a juicio de la Cumbre Social, resultan incompatibles con la democracia. Los procesos abiertos contra centenares de sindicalistas por ejercer el derecho constitucional de huelga, solo pueden obedecer a la intervención del Ministerio Fiscal con finalidad discriminatoria.

La Cumbre Social considera que la sucesión de acciones sancionadoras contra la actividad sindical es un hecho sin precedentes en democracia, y advierte que la principal tipología de conflictos de los que se derivan las acciones sancionadoras están relacionados con el desarrollo de las jornadas de huelga general de los años 2010 y 2012, jornadas que acumulan la inmensa mayoría de procedimientos tanto administrativos como penales.