UGT contra las mentiras del Ayuntamiento de Madrid

AyuntMadrid_29042014 (360x640)

Centenares de trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de  Madrid se concentraron el 29 de abril frente al Ayuntamiento, convocados por la UGT y los sindicatos CCOO, CSIF, CITAM, USO, CSIT y CPPM, contra la pésima gestión del Gobierno Local que preside Ana Botella y en reivindicación del empleo, los servicios públicos y los derechos perdidos por las empleadas y empleados públicos municipales. Las  mentiras con que el equipo de gobierno pretende adornar su gestión, intentando manipular a la opinión pública a base de  falsedades, fueron denunciadas por los convocantes y los asistentes a la concentración.

Una maniobra de ingeniería contable ha propiciado un superávit presupuestario de 965 millones, en medio de un aumento de la deuda municipal y de la reducción de los servicios sociales y de las  actividades que suponen un aporte decisivo al bienestar de la ciudadanía y a la lucha contra la crisis: Servicios Sociales. Empleo, Educación, Sanidad, Cultura, Deporte, Comercio, Empresas, Medioambiente y Transporte han visto reducidas sus partidas presupuestarias en una media del 40 %  respecto a 2010.

La permanencia de la red inmensa de asesores, eventuales y personal de confianza no se ha visto en absoluto alterada. La bajada del sueldo de la alcaldesa en algo más de 100 euros mensuales, después de tantos despropósitos contra la ciudadanía, no merece más que  un reproche como parte de una burda operación de maquillaje y propaganda.

Y no podemos olvidar la subida de impuestos llevada a cabo por un gobierno municipal que presume de bajarlos, en un acto de cinismo político que no pasa desapercibido para los contribuyentes de Madrid, que han visto en estos años un aumento de la presión fiscal sin precedentes: IBI, Basuras, Vehículos, Plusvalías, Actividades Económicas, Multas, SER, Instalaciones Deportivas, tasas en Centros culturales, etc, son una muestra de la voracidad recaudadora de un Ayuntamiento que no ha visto límites a la hora de esquilmar a la ciudadanía, especialmente a los más necesitados y más vulnerables ante la crisis.

Con alrededor de 250.000 parados en Madrid, aumentando la pobreza infantil y la exclusión social de muchísimos ciudadanos, el Ayuntamiento se ha enfrascado en un autobombo de sus logros, que es un insulto al sentido común y a la inteligencia de los madrileños y madrileñas.

Y en cuanto a las empleadas y empleados públicos municipales, con una pérdida de más del 25 % de su poder adquisitivo desde el inicio de la crisis, han visto como se vulneraba el Convenio Colectivo, suprimiéndose todas las ayudas sociales recogidas en este Convenio y sufriendo una reducción importantísima de efectivos con el detrimento consiguiente en los servicios dados a la ciudadanía.

Desde la UGT hemos denunciado la inmensa mentira y manipulación protagonizadas por el Ayuntamiento presidido por Ana Botella y la continuación de una lucha a favor de los servicios públicos y de los derechos perdidos, o mejor dicho, robados a los trabajadores y trabajadoras,  por los políticos que gobiernan nuestra ciudad.