La marea blanca de nuevo en la calle reivindicando que queda mucho por defender y por recuperar

mareablanca6mLa “Marea Blanca” ha vuelto a salir a las calles de Madrid el domingo 16 de marzo.  Convocados por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de la que forma parte UGT, miles de ciudadanos y trabajadores sanitarios se han manifestado  para protestar por  la ‘externalización’ de la donación de sangre y las derivaciones de la sanidad pública a la privada y además para pedir a Ignacio González González que formalice en el BOCM la retirada del plan privatizador

La marcha  ha comenzado a las 12 horas en el Hospital La Princesa continuando hasta la Puerta de Alcalá.

Con esta decimoséptima manifestación,  UGT como miembro de la Mesa de Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, quiere transmitir a la ciudadanía que no hemos llegado al final de la lucha, que no podemos confiarnos porque hayamos logrado que no se privaticen los hospitales y centros de salud amenazados. Tenemos mucho por lo que luchar.

Tenemos que conseguir que el Centro de Transfusiones sea totalmente público. Nos oponemos a que se le ceda a la Cruz Roja la donación de sangre externa. Los  autobuses que se le han regalado a esta organización  son propiedad del sistema sanitario público. No hay ninguna razón organizativa ni de eficiencia que justifique la cesión. Queremos informar a los ciudadanos que la sangre donada en los autobuses de la Cruz Roja tendrá un coste adicional, mientras que la donación hecha en los centros sanitarios públicos no. Pedimos a la ciudadanía que siga siendo generosa con su sangre, pero que las donaciones las haga en los Hospitales públicos o en el Centro de Transfusiones.

Seguimos exigiendo que se utilice mejor y se  fortalezca el Servicio Sanitario Público. Por eso denunciamos que se continúen derivando pruebas diagnósticas, consultas e intervenciones quirúrgicas a la sanidad privada mientras los centros públicos están infrautilizados.

Nos negamos a tolerar la exclusión de las personas,  tanto extranjeros como nacionales que viven entre nosotros y no tienen derecho a la asistencia sanitaria arrebatado con el Real Decreto 16/2012 y exigimos que la Universalidad de la atención sanitaria sea un derecho básico de ciudadanía.

Por todo esto, la Marea Blanca seguirá defendiendo la Sanidad Pública para todas y todos  y continuará movilizándose en las calles de Madrid.