La FSP-UGT de Madrid gana una nueva sentencia en defensa de una trabajadora

Ayuntamiento de Alcorcón

Ayuntamiento de Alcorcón

La asesoría jurídica de la FSP-UGT de Madrid ha ganado una nueva sentencia contra el Ayuntamiento de Alcorcón que había despedido a una trabajadora interina.

A pesar de que se había llegado a un acuerdo el 18 de noviembre de 2011 para dejar de percibir alguna de las retribuciones que el personal venía percibiendo a cambio de no cesar a ningún interino hasta que no acabara la legislatura, el equipo de gobierno de David Pérez ha incumplido el acuerdo de forma unilateral, y demostrando su prepotencia en lo que a gestión de recursos humanos se refiere, el día 31 de diciembre de 2012 decretó el cese como funcionaria interina de una trabajadora del Ayuntamiento.

La FSP-UGT de Madrid en defensa de los trabajadores y trabajadoras interpuso la demanda correspondiente y, una vez más, la justicia ha tenido que poner en su lugar a los actores de esta tropelía. Hay que resaltar que esta mala gestión ha supuesto que en la sentencia se reconozca el derecho de la trabajadora a recibir una indemnización por los salarios que ha dejado de percibir desde el despido más los intereses legales, todo ello hasta la fecha de su reincorporación, reconociendo también que se han vulnerado los principios de buena fe negocial.

Cuando en nuestra Comunidad y en nuestros municipios la falta de empleo está siendo uno de los mayores lastres para la mala situación económica en la que se encuentran las familias que lo pierden, la justicia ha demostrado que no se puede hacer un uso abusivo del poder que tienen nuestros gobernantes, y el mantenimiento del empleo público debe ser en mayor medida lo que pueda dar cobertura a las necesidades de los que lo están ocupando.

Con esta sentencia se prueba una vez más la necesidad de reivindicar nuestros derechos, y también que es importante contar con el apoyo de los sindicatos, tan denostados y atacados por sectores retrógrados que sólo se basan en sus intereses económicos, porque sin la unión y sin que la FSP-UGT de Madrid en este caso hubiese intervenido para defender el empleo, el resultado hubiese sido muy diferente.