Trabajadores/as de Rivamadrid reclaman el respeto a los derechos laborales

Las secciones sindicales de Rivamadrid Empresa Municipal de Servicios (CCOO, CGT, CNT, CSIF y UGT), queremos hacer público la vulneración de los derechos de la plantilla municipal. Estos hechos se vienen dando en nuestra empresa desde hace mucho tiempo, así como muestras de clasismo y algunos casos de abusos de autoridad.

Nuestras Secciones Sindicales consideran inadmisibles dichas situaciones, especialmente en una empresa pública, dependiente de un ayuntamiento con un gobierno de izquierdas, ya que algunos dirigentes municipales han olvidado la esencia de la izquierda: la defensa de la clase trabajadora frente a las políticas de explotación.

Nuestro convenio se encuentra actualmente publicado en el BOCM, pero no dejamos de acudir a los juzgados y conciliaciones laborales debido al incumplimiento o “regateo”, que la dirección de la empresa intenta realizar constantemente. Lo que no se gana en las negociaciones lo intentan ganar por vía judicial. Podemos decir que las relaciones laborales en la empresa están “judicializadas”, a pesar que la inmensa mayoría de casos son ganados por la parte social, es decir, sindicatos y trabajadoras/es.

Algunos ejemplos a resaltar son:

  • Exigencia de documentación excesiva para la concesión de permisos retribuidos producto de hospitalizaciones, intervenciones quirúrgicas,…
  • Flexibilidad a la hora de otorgar vacaciones a una minoría de la plantilla, y restricción constante para la mayoría de la plantilla que compone la empresa.
  • Dificultades para obtener documentación sobre el funcionamiento de los servicios y departamentos.
  • Intento de enfrentamiento entre servicios, para incentivar la división obrera.
  • Aplicación exagerada del régimen sancionador, intentando solventar los problemas de liquidez a base de sanciones.
  • Arbitrariedad a la hora de aplicar el régimen sancionador. Se imponen sanciones a trabajadores/as, mientras que a otras personas de la plantilla, generalmente con categorías superiores, no son sancionados por hechos similares o más graves.
  • Negación de permisos retribuidos.
  • Posibles casos de acoso laboral, que a nuestro juicio la empresa no corta de raíz, no facilitando la resolución de los conflictos.

Exigimos que la dirección de la empresa modifique estas actitudes, permitiendo volver a mejorar el clima de trabajo existente años atrás, abra espacios de participación para que los sindicatos, trabajadoras y trabajadores podamos de forma colectiva colaborar al buen funcionamiento de la empresa, y a la mejora en la prestación del servicio público. Si no es así, llamamos a la autoridad de los máximos responsables de la empresa: Gerente, Consejero Delegado y Alcalde.

ULTIMA HORA :

EL ÚLTIMO CASO ES QUE EL DEPARTAMENTO DE RRHH, PARA NO DEVOLVER A LA PLANTILLA LAS HORAS DE EXCESO REALIZADAS EN 2012 (3 HORAS A JARDINERIA, Y 3 DIAS A LIMPIEZA DE EDIFICIOS), NO CONTABILIZA COMO «TRABAJO EFECTIVO» :

-DIAS DE ASUNTOS PROPIOS
-PERMISO POR MATERNIDAD/PATERNIDAD
-PERMISOS POR MATRIMONIO
-PERMISOS POR HOSPITALIZACIÓN DE PARIENTES
-BAJAS LABORALES

Y SE AGARRAN A LA «FALSEDAD», DE QUE SE PACTÓ CON EL COMITÉ DE EMPRESA QUE EL TRABAJO EFECTIVO PARA 2012 SERÍA DE 1621 HORAS.