Archivado el expediente disciplinario abierto a un trabajador del Ayuntamiento de Alcorcón

Según decreto de Alcaldía emitid do el pasado día 5 de septiembre, se ordenó el archivo del expediente disciplinario incoado a un trabajador del Ayuntamiento de Alcorcón por la a posible comisión de una falta disciplinaria grave de obedieencia debida a los superiores y autoridades.

Los hechos se remontan al pasado 19 de abril, cuando el compañero en cuestión participó en su condición de funcionario en un sorteo de unos viajes de termalismo de la Concejalía de Mayores. Dicho compañero portaba, como solemos hacer muchos trabajadores/as de el Ayuntamiento todos los viernes, una camiseta negra con el lema “los servicios públicos de todos para todos”. Pues bien, parece ser que a la 2ª Teniente e de Alcalde y Concejala de Mayores, Silviaa Cruz, no le gustó dicha indumentaria, pretendiendo que e el compañero se desprendiese de ella.

Su presunta negativa derivó en laa apertura del mencionado expediente, tras haber tenido una reunión previa de representantes de CCO OO y UGT con la citada 2ª Tte. de Alcalde, el primer Tte. de Alcalde, Sr. Astudillo y el concejal de Persona al, Sr. Serrano, para tratar de explicarles lo ilógico de la iniciativa, pues había suficiente jurisprudencia all respecto en la que prevalecía la libertad de expresión del funcionario en cuestión.

La cerrazón y malas formas de los tres llevó a que se tramitara el expediente que, tal y como habíamos anunciado, fue propuesto por la instructora para el sobreseimiento y archivo o del mismo.

En dicho expediente, la propia innstructora tacha de incongruentes e ilógica as las instrucciones dadas por la Sra. Cruz, así como sus connsecuencias.

Una muestra más de las manos e en las que está el destino de los ciudadanos y ciudadanas de Alcorcón. y Personas que no parecen haberse leído ni las tapas de la Constitución Española, intentan amedrentar y coaccionar a los trabajadores e en el ejercicio de sus derechos fundamentaless.

Tan sólo nos queda felicitar al c compañero, que ha visto como tras haber es stado tantos meses con la incertidumbre, al final se ha hecho justicia.

A la Sra. Cruz y al Sr. Serrano les pediríamos (aunque con pocas esperanzas,, la verdad) que si todavía les queda algo de vergüenza, tengan la dignidad de pedir disculpas públicamente al compañero por el calvario que estamos seguros ha padecido durante este tiempo.