UGT denuncia la multitud de errores cometidos por La Consejería de Educación en el proceso de asignación de profesorado para los centros públicos de la Comunidad de Madrid.

enseñanzaDesde hace años, la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid sigue cometiendo multitud de errores en la asignación de profesorado a los centros públicos. Lo que debería ser un trámite sencillo con las herramientas informáticas disponibles en nuestro tiempo, se ha convertido en un enorme caos al que se ha sumado la inoperatividad del certificado electrónico y del registro telemático, dificultando la tramitación de cualquier procedimiento: concurso de traslados, convocatoria de oposiciones o presentación de recursos de alzada, entre otros. Problemas técnicos y humanos, dada la escasez de funcionarios para gestionar estos procesos, que no deberían afectar a los trabajadores y trabajadoras ni a la eficacia de la prestación del servicio educativo, del que es responsable la mencionada Consejería.

Las consecuencias son amplias y muy diversas: profesores habilitados a los que no se les reconoce la titulación, funcionarios de carrera a quienes se les había reconocido en la asignación provisional -como ya se estableció el curso pasado- el derecho a optar a plazas de tipo voluntario 04 (jornada reducida reuniendo los requisitos legales) y, posteriormente, no se tiene en cuenta, otros a quienes no se les ha asignado centro por diversos tipos de errores, etc. Todo ello va a dificultar el inicio de curso, perjudicando, además, a un amplio número de docentes a quienes se le adjudicarán centros más alejados de su domicilio o plazas menos idóneas de las solicitadas, y a las que tendrían derecho si el procedimiento hubiera funcionado correctamente.

Por todo ello, el Sector de Enseñanza de FeSP de UGT Madrid exige:

  1. La retirada de las listas, resolución de las reclamaciones presentadas y corrección de los errores.
  2. Depuración de las responsabilidades políticas, ante las reiteradas deficiencias de la plataforma informática de esta Consejería, para evitar la reproducción de situaciones que
    deterioran el sistema educativo público madrileño.
  3. El aumento de funcionarios para la gestión de los procedimientos ligados a la prestación del servicio público de educación que, recordamos, es prioritario.

De mantenerse las listas con tan numerosas irregularidades, UGT anuncia que iniciará la vía jurídica para su impugnación y recuerda a sus afiliados que cuentan con el apoyo de su asesoría jurídica.