Tras doce años sin oposiciones los Agentes Forestales no pueden garantizar la protección del medioambiente madrileño.

forestalesEl Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid tiene encomendadas por Ley la vigilancia de la normativa ambiental. Para ello tienen reconocida la figura de Agente de la Autoridad así como de Policía Judicial Genérica para la persecución de delitos ambientales, como entre otros, la investigación de causas de los incendios forestales.  

La Comunidad de Madrid tiene el 40 % del terreno protegido bajo alguna figura de protección ambiental. Esto sumado a la alta densidad de población, al intenso uso social del medio natural y un mundo rural muy vivo en determinadas zonas, hace que el trabajo de los Agentes Forestales sea muy necesario.  

Sin embargo la Comunidad de Madrid lleva más de doce años sin convocar oposiciones para este cuerpo. Todo esto a pesar de ser un colectivo considerado como “servicio esencial “ al trabajar en la extinción e investigación de incendios forestales, al estar integrado en el 112 para emergencias ambientales y al ser la policía ambiental de la Comunidad de Madrid. 

La situación de colapso en la plantilla ha llegado a tal punto que desde el Sindicato de Agentes Forestales de UGT, nos vemos en la necesidad de denunciar que ya no se puede garantizar ni la seguridad ambiental de los madrileños, ni la protección de su medioambiente.  

Por poner un ejemplo no se cubre el periodo de guardias de incendios forestales al completo. Cada vez hay más días en los que no hay ningún Agente Forestal de guardia para incendios forestales ni otras emergencias ambientales.  

Con el inicio de la temporada cinegética los Agentes Forestales velamos por que los senderistas, paseantes, ciclistas, etc… no se expongan a riesgos de ser tiroteados por los cazadores al transitar por los cotos de caza. También se controla que los cazadores no disparen en las zonas de seguridad. Ahora esto ya no es posible.  

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama bate records de visitantes mientras el número de Agentes Forestales encargados de su protección disminuye inexorablemente. No se da abasto para atender los avisos de infracciones, de búsqueda de desaparecidos y de elaboración de informes que se dan en este Parque Nacional. 

Además en el escenario de cambio climático y de crisis de biodiversidad el trabajo de los Agentes Forestales cada vez es más necesario, imprescindible.  

Sin Agentes Forestales no hay protección real del medioambiente. Después de más de doce años sin oposiciones, con una edad media de más de 50 años, los Agentes Forestales están en peligro de extinción; el medioambiente de la Comunidad de Madrid y la seguridad ambiental de los madrileños también.